Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pacientes del centro de salud de Vila de Cruces temen que quede sin cubrir una plaza de médico

El Sergas hizo un contrato de solo dos semanas y que acaba hoy, al sustituto de la doctora que se jubiló a mediados de mes

Pacientes en la sala de espera del centro de salud. // Bernabé/Ana Agra

Pacientes en la sala de espera del centro de salud. // Bernabé/Ana Agra

Varios usuarios del centro médico de Vila de Cruces muestran su malestar por la gestión del Sergas tras la jubilación de una de los cuatro doctores del centro. Nieves García remató su vida activa a mediados del presente mes, y Sanidade envió un sustituto para atender a sus pacientes (en torno a un millar de personas), pero con un contrato de solo dos semanas, de modo que su trabajo en Cruces acaba hoy. Los pacientes temen que a partir del lunes esta plaza quede sin cubrir o, peor aún, que pase a estar amortizada, igual que ocurrió con la cuarta plaza de enfermera. Ya en una reunión que los profesionales del centro médico mantuvieron con el gobierno bipartito local, les pidieron que ejerciesen presión para mantener ese cuarto doctor. La opción pasa por cubrir el puesto mediante una vacante (un médico se encargará de atender el puesto mientras éste no salga a concurso-oposición) o mediante contratos por acúmulo, que son contrataciones por seis meses.

Si la plaza queda amortizada y los otros tres doctores tienen que repartirse el cupo de pacientes, supondría que cada uno de estos médicos tendría que atender a unas 300 personas más, con lo que disminuiría el tiempo que pueden dedicarle a cada paciente. Es una saturación que ya sufren desde hace tiempo las tres enfermeras, y que se agrava cuando tienen que salir un doctor o doctora y una enfermera en caso de urgencia a atender a domicilios o trasladarse con el enfermo en ambulancia al CHUS. El centro de salud de Cruces dispone además de un pediatra, para el que sería ideal contar con una enfermera de pediatría, tal y como funciona en Boqueixón y Vedra, y teniendo en cuenta que Boqueixón dispone de solo tres médicos.

Filtraciones de agua

Por otra parte, técnicos del Sergas visitaron el viernes el centro para revisar las filtraciones de agua en la planta baja, para repararlas a mediados de noviembre. Esta semana se revisó también el sistema de calefacción, ya que durante la semana pasada no funcionó hasta el viernes. El mantenimiento depende ahora de Sanidade.

Compartir el artículo

stats