Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los juzgados precisan de 13 a 15 meses para despachar sus procesos pendientes

-Aún así, logran reducir su carga de trabajo al resolver el doble de casos que en 2018 -Entre enero y marzo dictan 239 sentencias, pero están por ejecutar otras 2.579

Miguel G. Montero

Miguel G. Montero

Los juzgados de Lalín precisarían 15 meses para poner todos sus asuntos pendientes al día y sin ingresar ningún asunto nuevo. En los de A Estrada, el tiempo necesario sería menor, de 13,6 meses. Son los datos que se desprenden del informe sobre la actividad en ambos partidos judiciales entre enero y marzo y que acaba de hacer público el Consejo General del Poder Judicial. Estos 13 y 15 meses se calculan multiplicando por 12 la tasa de pendencia, una cifra que se obtiene al dividir los asuntos pendientes entre los resueltos. Y aunque son una cifra considerable, marcan unos plazos bastante más bajos que los que manejaban en el primer trimestre del año pasado. Por entonces, Lalín precisaba 21,9 meses y A Estrada, 27,3.

La caída de la tasa de pendencia se explica porque aumentaron los casos resueltos. Así, al arrancar enero los dos partidos judiciales tenían abiertos 1.333 asuntos, bastantes más de los 983 que había al comienzo de 2018. Hasta marzo, quedaron despachados 1.015, casi el doble de los 537 del mismo periodo del año anterior. ¿Cuál fue la causa? Pues que en 2018 hubo una huelga de funcionarios judiciales entre febrero y mayo, y de ahí el parón. Sin embargo, cuando remató el trimestre estaban pendientes 1.224 procesos, por encima de los 1.081 de 2018. En este caso, resulta que a lo largo del trimestre entraron 917 asuntos nuevos, casi 300 por encima de los 638 del primer trimestre de 2018.

Si queremos ver los datos por partido judicial, en el de Lalín este año comenzó con 805 casos abiertos (560 en 2018). Entraron durante el trimestre 548 (602) y quedaron resueltos 601 (casi el doble de los 321 del año pasado). Cierra el trimestre con otros 752 procesos abiertos (589). En cuanto a los juzgados de A Estrada, abren el año con 528 procesos de atrás (423) y logran sacar adelante 414. Durante el trimestre recibieron, a mayores, 369 procesos, conque a finales del mismo había 472 procesos abiertos, una cifra similar a los 491 del año pasado.

En los dos partidos judiciales los procesos de carácter civil predominan, de forma holgada, sobre los penales. En Lalín, por ejemplo, de los 753 asuntos pendientes al final del trimestre, 543 son de carácter civil. Se debe a que ya se arrastraban más de este tipo de jurisdicción a comienzos del periodo (581 frente a los 224 penales), porque a la hora de resolver, las cifras están más o menos parejas: 355 procesos civiles resueltos, frente a 246 penales. La situación es idéntica en A Estrada: de los 472 asuntos pendientes al final de marzo, 342 son civiles. E igual que en Lalín, había más carga de atrás de este tipo de jurisdicción, aunque se resolviesen más que penales (248 frente a 166).

Compartir el artículo

stats