Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los autos son las resoluciones más habituales

Un proceso judicial, hasta que queda despachado, pasa por trámites como decretos, autos y sentencias. Los decretos impulsan estos expedientes, los autos o mandatos judiciales se pronuncian sobre peticiones de las partes y las sentencias disponen medidas procesales. Pues bien, en el primer trimestre los dos partidos judiciales dictaron 239 sentencias (142 los juzgados de Lalín y 97 los de A Estrada), 469 autos (291 y 178) y 250 decretos (163 y 87). Las cifras son mejores que en 2018: en el primer trimestre de ese año habían salido 153 sentencias, 225 autos y 109 decretos.

Una vez que se dicta sentencia, este fallo judicial tiene que ser ejecutado. El informe trimestral indica que se registraron 153 sentencias, quedaron resueltas 132 pero estaban pendientes al final del periodo 2.579. La cifra está por debajo de las 2.750 que quedaban abiertas a finales de marzo de 2018. Por partidos judiciales, en el de Lalín sus juzgados registraron 90 sentencias, y resolvieron 81. Pero quedan pendientes 1.833 (en 2018 eran 1.914). En A Estrada, quedaron registradas 63 sentencias, y resueltas otras 51. El periodo se cerró con 746 pendientes de ejecución, 23 más que en 2018.

Compartir el artículo

stats