Fútbol - Liga de Naciones Femenina

Indignación al agotarse en pocos minutos las entradas del España-Italia en Pasarón

Cientos de personas se quedaron sin localidad y no se sabe cuántas se pusieron en venta

Teresa Abelleira celebra un gol con sus compañeras de selección en un España-Suiza.

Teresa Abelleira celebra un gol con sus compañeras de selección en un España-Suiza. / REUTERS

Antonio Santos

Éxito absoluto pero no sin controversia en la venta de entradas para el España-Italia de la Liga de Naciones Femenina que se jugará el próximo 1 de diciembre en Pasarón. En pocos minutos se agotaron las localidades para el primer partido de la pontevedresa Teresa Abelleira en su ciudad natal con la selección nacional tras convertirse en campeonas del mundo el pasado verano.

El retorno de Abelleira a la ciudad del Lérez ha generado una respuesta masiva del público, con las entradas disponibles, a 10 euros en los fondos, 12 en preferencia y 15 en tribuna prácticamente agotadas al cuarto de hora.

La rapidez de la venta generó un notable revuelo, e incluso indignación entre muchos interesados en acudir al encuentro, ya que centenares de personas se han quedado sin localidad. Aunque la página web de la Federación Española advertía por momentos de ciertas entradas sueltas disponibles, una hora después de la apertura de la venta el lleno era completo.

Antes de que la RFEF pusiese las entradas para el España-Italia a la venta, el ente federativo y la Federación Galega de Fútbol (RFGF) establecieron un plazo preferente de reparto de entradas para clubes gallegos y patrocinadores, una medida que ha reducido considerablemente la oferta de las más de 11.000 localidades con las que cuenta el campo y que ha generado notable polémica con el lleno casi instantáneo que se ha producido durante la venta de entradas. De hecho, no se sabe cuantas localidades se pusieron ayer a la venta.

Una hora después de la apertura del plazo, cuando la RFEF dio por oficial a través de sus redes sociales el cartel de completo para el partido de Pasarón, la red social X –antes conocida como Twitter– fue el lugar al que acudieron la mayoría de interesados en ver el partido que se quedaron sin entrada para manifestar sus frustraciones con el proceso, calificándolo de “tongo”, “farsa”, “vergüenza” o “mentira” y argumentando incluso que las entradas ni llegaron a venderse.

Otra de las críticas más repetidas dirigidas a los organizadores hacía referencia a la opacidad relacionada con el número total de entradas puestas a la venta.

La queja se hizo extensiva también a aquellos usuarios que se apuntaron en la lista para recibir en su correo el aviso de la venta de entradas. Múltiples interesados denunciaron en redes sociales que tal aviso nunca llegó, antes de que las entradas volasen en cuestión de segundos.

Exposición

Además del partido que enfrentará a España e Italia, la Federación Galega de Fútbol presenta hoy en el puente de O Burgo una exposición sobre la historia de la selección nacional femenina, que emprendió su camino de forma oficial en 1971.

Más de medio siglo después, el combinado español disputa su primer partido oficial en Pontevedra, contando en el césped con prácticamente todo el núcleo duro que obró la gesta del Mundial de Australia y Nueva Zelanda, gracias a jugadoras del calibre de las Balones de Oro Aitana Bonmatí y Alexia Putellas o la propia Teresa Abelleira.

[object Object]

El partido que disputará la selección española en Pasarón puede ser fundamental para las aspiraciones del conjunto que dirige Montse Tomé por diversas razones. Un triunfo en Pontevedra daría a las campeonas del mundo acceso a la fase final de la Liga de Naciones femenina, en la que jugarán los dos mejores equipos de cada grupo, a falta de una jornada de competición.

De lograr esa clasificación, el combinado nacional necesitaría superar el envite de la semifinal para asegurarse la clasificación a los Juegos Olímpicos de París 2024. Tanto el finalista como campeón de la Liga de Naciones serán los representantes europeos, salvo que Francia, actual líder del Grupo B, llegue a la final. En ese caso, al acudir a París 2024 como anfitriona, la plaza clasificatoria adicional recaería en el vencedor del partido entre tercer y cuarto puesto.

No obstante, para España, el camino a la cita olímpica arranca en Pasarón el 1 de diciembre.