Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

FÚTBOL - Primera Federación

Antonio ve mejoría, pero avisa: “no nos podemos quedar mirándonos el ombligo”

El técnico cree que el equipo “aún tiene margen de mejora”, pero está contento

Antonio dando indicaciones en un partido en Pasarón. | // GUSTAVO SANTOS

Antonio Fernández quiere más. El entrenador del Pontevedra, aunque se reconoce satisfecho e incluso “contento” con el trabajo, las sensaciones y los resultados obtenidos por el equipo en las primeras jornadas de liga, aspira a seguir creciendo y mejorando. “Creo que se están viendo cosas muy positivas, pero no podemos quedarnos mirándonos el ombligo y estar contentos solo con eso. Lo que tenemos que hace es trabajar diariamente duro, como estamos haciendo, y si se pueden mejorar más cosas, mejor. Yo entiendo que un equipo, cuantas más facetas del juego tenga controladas, menos previsible va a ser y más difícil de contrarrestar será para el rival”, explicó el técnico granate.

En este sentido, Antonio apuntó que “podemos tener margen de mejora. Creo que mejoramos muchos aspectos en los que al principio podíamos tener alguna dificultad. Ahora estamos manejando muy bien las áreas, el equipo es rocoso, cuando tiene que jugar, juega; cuando tiene que defender en bloque bajo, como el otro día cuando estaba Churre fuera, supo hacerlo ante un equipo como el Dépor que te puede matar en cualquier momento con el juego vertical que tiene, y de bandas y centros laterales”.

Con respecto a este último encuentro, que el Pontevedra empató 1-1, Antonio comentó que “en cada partido y cada momento hay que tomar decisiones. El domingo, el partido requería tener un poco más de control y tapar los espacios interiores al Dépor, porque los ocupa muy bien para después jugar por fuera. A la postre nos empataron, a lo mejor no salió como queríamos, pero al equipo lo vi bien, sobre todo con ganas de haber ganado ese partido y no pudo ser”.

El técnico granate volvió a tener palabras de agradecimiento hacia la afición del Pontevedra que se desplazó a Riazor, alrededor de 600 personas. “Ojalá que el domingo en Pasarón podamos ver 3.000 o 4.000 personas, porque el equipo se lo merece. Si quieren ver un Pontevedra que esté de mitad de tabla hacia arriba, tienen que apoyarnos. Hay que sentirse identificados con lo que tenemos y el apoyo de la afición es vital”, aseguró el míster pontevedrés.

Compartir el artículo

stats