En una actuación que rozó la matrícula de honor, el Ravachol Pontevedra consiguió sellar su participación por una temporada más en la Liga Nacional de Clubes, después de imponerse por 1-6 a domicilio ante el UD Ibiza-Bádminton Pitius.

La formación pontevedresa no dio tregua desde el principio y sometió a sus rivales baleares desde el primer punto, llegando a ponerse 2-0 en el acumulado sin ceder ni un solo set, con las victorias en el dobles mixto (Javier Sánchez y Lucía Rodríguez) y en el femenino (Rodríguez, de nuevo, con Ania Setién).

El parcial más complicado lo tuvo la pareja masculina en el tercer partido, formada por Javier Sánchez y Manuel Brea, que llegaron a estar dos sets a uno en contra. Finalmente, se impusieron en las dos últimas mangas por 9-11 y anotaron el tercer punto en el electrónico para el Ravachol.

A partir de ahí, el dominio del equipo de Pontevedra fue notable, especialmente en los enfrentamientos femeninos, con sendas victorias de Georgina Eileen y Ania Setién.

El Ibiza logró maquillar el resultado final con un punto en el último encuentro, donde Marc Cardona venció a Manuel Brea en cinco sets.