06 de marzo de 2020
06.03.2020
Faro de Vigo

La maldición del lateral derecho

Santi Figueroa ha sido el último carrilero del Pontevedra que se ha lesionado, después de que Campillo jugase con molestias contra el Castilla ä Nacho López se incorporará paulatinamente a los entrenamientos

06.03.2020 | 01:43
Campillo, durante un entrenamiento del Pontevedra en Pasarón. // Gustavo Santos

Las plagas de lesiones en el Pontevedra parece que esta temporada van por puestos y ahora le ha tocado el turno al lateral derecho, que se ha quedado en cuadro a pesar de contar con al menos cuatro futbolistas que pueden actuar ahí con normalidad.

El último en caer ha sido Santi Figueroa, con lo que parece un esguince de tobillo, tras haberse dañado en el entrenamiento del miércoles en Poio. Con el mismo problema físico está Campillo, que reapareció el pasado domingo contra el Real Madrid Castilla y en torno al cuarto de hora de partido se torció el tobillo y jugó con dolor; desde ayer entrena al margen del grupo, a la espera de su evolución en los próximos días para ver si puede o no participar en el choque contra el Getafe B del domingo (11.30 horas).

La buena noticia ha sido el resultado de las pruebas a las que se sometió ayer Nacho López, pues han arrojado que no sufre ninguna lesión de consideración, por lo que se incorporará paulatinamente a los entrenamientos, tal y como ha confirmado el club. Sin embargo, el asturiano no estará todavía disponible para esta jornada, pues deberá seguir realizando un trabajo de recuperación para ir subiendo la intensidad de los ejercicios de forma gradual y evitar una recaída. Así, a la espera de las sensaciones de Campillo, serán este o Jaouad los que se sitúen en la banda derecha frente al Getafe B.

"Jugué con dolor, pero sabiendo lo que había que hacer en cada momento, porque delante teníamos un rival supercomplicado, con jugadores muy habilidosos y supimos arroparnos bien, que fue la clave", explica Campillo, que admite que "sigo con dolor. Estoy con tratamiento, metiéndole divas al tobillo todos los días y poquito a poco bajando el dolor. Pero es necesario estar, porque cuantos más estemos más fácil va a ser sacar los partidos adelante, y viendo que Nacho aún no está y que Santi tuvo un esguince también esta semana, más razón aún para estar con el equipo".

El defensa vigués trabajó a parte por recomendación del cuerpo técnico. "Lo asumí y hay que ver cómo me voy encuentrando, el sábado buscar sensaciones de partido y el domingo, a competir si Jesús lo estima oportuno", apunta Campillo, que reconoce sentirse cómodo en el lateral derecho: "He jugado muchas veces y no tengo problema. Tanto en el centro de la defensa como en el lateral, incluso en el izquierdo, que he jugado alguna vez este año, no tengo problema, todo lo que aporte bueno va a ser".

Contra el Real Madrid Castilla le tocó uno de los retos más difíciles, al tener que defender en su banda a Fidalgo. "Creo que es de los jugadores más determinantes de la categoría, en pocos años va a estar al máximo nivel del fútbol, y no solo él, la cantera del Madrid, como la del Atlético, son muy potentes, con grandes futbolistas, pero nosotros hicimos un partido muy serio, estuvimos muy centrados, sabíamos lo que teníamos que hacer en cada momento, planteamos un partido difícil y nos salió bien", destacó el vigués.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas