03 de abril de 2018
03.04.2018

Ellos tienen la clave de la salvación

Marcos Álvarez y Jimmy lograron la permanencia con el Boiro la temporada pasada en las últimas jornadas

03.04.2018 | 05:36
Jimmy (izquierda) y Marcos Álvarez en Pasarón, tras el entrenamiento de ayer. // Gustavo Santos

La experiencia y la veteranía en el fútbol son virtudes muy valiosas en un jugador, especialmente cuando un equipo está peleando en una situación complicada, como es el caso del Pontevedra. El conjunto granate necesita de futbolistas con experiencia en situaciones difíciles, porque no todos tienen la mentalidad para soportar la presión de competir en la parte baja de la clasificación. Marcos Álvarez y Jimmy consiguieron la permanencia con el Boiro la pasada temporada en las últimas jornadas de liga y están seguros de que este año repetirán la gesta con el Pontevedra.

Al Pontevedra le espera un final de temporada muy duro y exigente para lograr el objetivo de la permanencia en Segunda B. Los granates son cuartos por la cola, empatados a puntos con el Racing de Ferrol, que está un puesto por debajo, y con el Toledo, que está uno por encima, en la única plaza de promoción de descenso. Se sitúa además a dos puntos del Valladolid B, que es el que marca actualmente la salvación.

Se evidencia, por lo tanto, que mantener la categoría no es algo imposible para la escuadra que dirige Luismi, que tiene por delante seis partidos definitivos para recortar esos puntos y decir adiós a la zona peligrosa.

De lograr la permanencia en las últimas jornadas saben algo Marcos Álvarez y Jimmy, pues el año pasado lo consiguieron con el Boiro (aunque después bajó por motivos económicos), que estaba en una situación ligeramente peor que el Pontevedra a estas alturas: aunque la posición que ocupaba era la misma (decimoséptimo), estaba a un punto de la promoción de descenso y en la jornada 32 había empatado en casa contra el Mutilvera (2-2), mientras que los granates acaban de golear al Talavera (4-0) en la misma jornada.

"El año pasado sí que lo veía negro a final de temporada", confiesa Marcos Álvarez. "Después es verdad que llegamos muy bien físicamente, ganamos partidos que no esperábamos ganar, contra rivales complicados, y nos salvamos creo que merecidamente".

Y es que después de empatar contra el Mutilvera y de perder en la siguiente jornada contra el Racing de Santander (3-2), el Boiro empató contra el Palencia (0-0), ganó al Celta B (0-3), empató con el propio Pontevedra (1-1) y le ganó al Racing de Ferrol (0-1) y al Burgos (5-1), jugándose este último también la permanencia en Segunda B.

"Ganamos a equipos que estaban arriba peleando por quedar de primeros y ahora estamos en una situación parecida, porque visitamos al Navalcarnero, que va cuarto", apunta Jimmy, que se muestra convencido de las opciones del Pontevedra. "Claro que podemos ganar. Si ganamos es un paso de gigante para salvarnos. Lo importante es estar unidos. El equipo que teníamos el año pasado estaba unido y este lo veo igual; es la única manera de sacar esto adelante".

Hasta la última jornada

La experiencia es un grado, y más aún cuando un equipo está contra las cuerdas peleando por no descender de categoría. Por eso, contar con jugadores que han vivido situaciones similares y las han sabido solventar es un punto a favor del Pontevedra.

"Yo creo que seguramente estaremos hasta la última jornada luchando por salvarnos. Por eso tenemos que estar juntos y siendo conscientes de que, seguramente, hasta el último partido no se va a decidir e ir poquito a poquito, pensar primero en este domingo, y seguro que vamos a estar en la pelea hasta el final", afirma Marcos Álvarez-

Los dos futbolistas granates coinciden en que la goleada del pasado jueves al Talavera ha sido una inyección de moral y confianza. "Nos vino muy bien esa victoria, pero sobre todo nos hace falta ganar fuera de casa, o aunque sea puntuar. Si ganamos esta jornada fuera de casa y la siguiente en casa... ganando dos o tres partidos seguidos daríamos un paso importante, igual que le ha pasado a otros equipos que estaban ahí abajo y salieron al encadenar buenos resultados, como el Valladolid B o el Racing de Ferrol, que se ha vuelto a enganchar", apunta Jimmy.

El encuentro contra el filial vallisoletano parece clave por tratarse de un rival directo, pero Marcos cree que todos los encuentros que quedan son decisivos porque "estamos en la pelea por salir, o para el play out, tres o cuatro equipos. Los de abajo vemos que ganan, que van sacando sus partidos aunque no te lo esperes y, obviamente va a ser complicado, pero creo que vamos a salvarnos".

Esta semana, además, el equipo tendrá que viajar a Ontinyent para disputar la ida de la Copa del Rey, algo que, como Jimmy reconoce, "siempre influye un poco" en la preparación semanal, "pero la liga es más importante. Ahora estamos en la final, hay que ganarla, pero lo importante es salvarnos, hay que pensar en eso".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook