Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano - Primera Nacional

Pousa se pierde lo que queda de temporada en el Luceros

Pousa lanza ante la defensa del OAR Coruña. GONZALO NUÑEZ

Miguel Pousa se perderá lo que resta de temporada al sufrir una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda, acompañado por una rotura del cuerno posterior de menisco externo. El lateral del Automanía Luceros deberá pasar por quirófano para solventar una lesión que se produjo en el entrenamiento previo al partido contra el Saeplast Cañiza después de haber realizado un mal apoyo.

La baja de Pousa se une a la ya conocida de Manu Pérez, que fue intervenido quirúrgicamente hace 15 días de una rotura del ligamento lateral externo de uno de sus tobillos, y que no reaparecerá al menos hasta el próximo mes de marzo. El filial del Frigoríficos del Morrazo pierde, de este modo, a sus dos jugadores más determinantes, tal y como reconoce el técnico, Mingos Da Cunha. “Son los más importantes, por eso están entre los seis que entrenan arriba con regularidad”, señala.

El lateral sufre una rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda

decoration

En el caso de Pousa el Luceros se queda no solamente sin uno de sus jugadores de mayor experiencia, sino también sin el único lanzador puro de distancia y sin un especialista defensivo. Pousa había anotado 27 dianas en 7 encuentros, a una media de 3,86 por encuentro, pero su importancia en el equipo iba más allá de los números.

“Está claro que esto condiciona todo. De hecho ya estamos entrenando para cambiar nuestra manera de jugar”, señala Da Cunha, apuntando a una labor más a medio que a corto plazo. Y es que el calendario próximo de los cangueses no parece excesivamente favorable a sus intereses, con duelos ante Lanzarote, Bueu Atlético y Reconquista antes del parón navideño. “El objetivo es machacar ese estilo de juego para que cuando llegue enero esté afianzada”, subraya el preparador, que confía en que “a la larga será bueno para no depender de un lanzador en concreto”.

Su baja se une a la del central Manu Pérez, que no volverá al menos hasta marzo

decoration

Da Cunha asume que “nos quedamos sin nuestros dos desatascadores y, en el caso de Pousa, un jugador capaz de defender en el centro y en el lateral”. Pero lejos de lamentarse subraya que “la ausencia de unos debe ser la oportunidad de otros”, aunque su preocupación también está focalizada ahora en recuperar a Rubén, Alejandro y Bernárdez, que han arrastrado problemas físicos en los últimos días.

La meta sigue siendo la salvación, y en ese sentido el técnico apunta a “una Liga de cinco equipos por abajo, y nosotros tenemos que intentar ganar esa Liga. Hay que luchar todos los partidos, y cada uno que no ganemos debe ser formación para los siguientes”.

Compartir el artículo

stats