La Preferente Galicia llega a su jornada 8 con los dos clubes de O Morrazo en situaciones muy diferentes. Por un lado la CD Beluso salió muy reforzada del derbi del pasado domingo, cuando venció por 0-3 al Moaña, imponiendo en el campo de O Casal mucha intensidad y acierto a la hora de aprovechar los errores locales. Con esta inyección de moral los bueuenses se reencuentran esta tarde con su afición y reciben al Céltiga (16.30 horas en el campo de Laxes).

El Beluso se planta en la jornada actual en un meritorio quinto puesto, con 11 puntos ya en su casillero y aspira a seguir en la zona alta para aumentar su colchón con respecto a las posiciones de peligro y así poder afrontar con tranquilidad la segunda parte de la temporada. Por su parte los de A Illa llegan hoy a Beluso con solo 5 puntos logrados y ocupando la décima posición, coqueteando con los puestos de peligro.

El Céltiga viene de perder por 1-3 frente al Umia y solo suma una victoria en lo que va de temporada, lograda además en la primera jornada del campeonato. Con solo 7 tantos a favor, el Céltiga es el club de la categoría al que más le cuesta ver puerta, ventaja de la que tratarán de aprovecharse los jugadores del Beluso.

Por su parte el CD Moaña necesita sumar y quitarse cuanto antes las espina de su derrota en casa en el derbi. Sin embargo visita al Gran Peña (16.00 horas) que es tercero con 13 puntos. Los vigueses, que son filial del Celta de Vigo esta temporada, vienen de vencer por un cómodo 1-3 al Xuventude Sanxenxo y llevan varias jornadas viendo hacia arriba para asentarse en la zona de ascenso después de un irregular comienzo.

El Moaña es último, con apenas dos puntos en su casillero, y si quiere evitar descolgarse tiene que empezar a sumar para ir saliendo poco a poco de una crisis de resultados que también tiene explicación en la plaga de lesiones que fue sufriendo esta temporada el equipo moañés. Moaña y Sanxenxo son precisamente los dos conjuntos que más encajan, al recibir 17 tantos cada uno en lo que va de temporada.