Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol - Preferente Galicia

El Moaña rompe su racha y empieza a vaciar la enfermería

Un futbolista del Moaña toca el balón ante el Cambados. | // G. NÚÑEZ

A la quinta fue la vencida y el Club Deportivo Moaña sumó su primer punto de la temporada en un encuentro en el que el técnico local, Gelo Martínez, asegura que su equipo “mereció más”, por lo que ese 2-2 le dejó “un mal sabor de boca”, si bien también reconoce que “hay que darle el valor que tiene a este empate”.

Para el preparador de los moañeses la igualada ante el Cambados es un punto de inflexión en una trayectoria lenta pero ascendente de un Moaña asolado por los problemas físicos de su plantilla. “El equipo sabe lo que es marcar, ahora sabe lo que es puntuar, y así vamos cogiendo sensaciones en un partido que tuvimos que afrontar con tan solo 14 futbolistas sanos”, afirma.

La nómina de inquilinos de la enfermería es extensa, con hasta ocho futbolistas tocados en mayor o menor medida. Uno de ellos, Manu Ventín, disputó algún minuto ante el Cambados a pesar de no estar en su mejor momento. “Tiene un edema óseo y le dieron el alta la semana pasada. Lo convoqué porque no había gente y tuve que sacarlo porque Borja ya estaba mermado”, explica el técnico.

“Fue un empate amargo pero hay que darle el valor que tiene”, apunta Gelo Martínez

decoration

Curri tuvo que ser sustituido en el primer tiempo y tiene una sobrecarga, por lo que no trabajará esta semana por precaución, aprovechando que hay jornada de descanso en la Preferente Galicia. Nico y Yago Comesaña, por su parte, deberían comenzar a trabajar en estos días, mientras que el veterano Molinos apura su recuperación tras haberse descartado que sufra una lesión grave.

Más dudas ofrece Darío Martínez, que se resintió en el entrenamiento del pasado viernes tras haberse probado para estar ante el Cambados. En el lado contrario Gelo Martínez sí recuperará a Róber, si bien en su caso ha sido después de haber cumplido sanción por la doble amarilla que vio ante el Portonovo. Y quienes tienen descartada su vuelta en los próximos días son Cidrás y Denís, este último tras haber sufrido un esguince de tobillo el viernes pasado.

Hasta ocho futbolistas arrastran problemas físicos de diversa consideración

decoration

”Estas semanas hemos estado entrenando con 12 o 13 jugadores y así es muy difícil. Por eso hay que darle mérito al punto conseguido, porque acaban igualándote en un córner y tras un rechace”, reflexiona el preparador moañés. La otra buena noticia del partido ante el Cambados fue el debut de Kevin, reincorporado al equipo una vez solventados sus problemas de compatibilidad laboral. “Estuvo bien y su presencia se notó”, admite Gelo Martínez.

El deseo del técnico del Moaña ahora es recuperar a “entre cuatro y cinco futbolistas” de cara al próximo compromiso de los suyos, el domingo 7 de noviembre ante el Umia, décimo clasificado de la categoría con cinco puntos, cuatro más que los moañeses. Los de Sergio Martín no están respondiendo por el momento a las expectativas generadas por una plantilla con exalondristas como Jonás o Nucho.

Compartir el artículo

stats