Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano - Pimera Nacional

La reinvención del Automanía Luceros

Éric Bermúdez es uno de los jugadores que continúa de la pasada campaña. |  // SANTOS ÁLVAREZ

Éric Bermúdez es uno de los jugadores que continúa de la pasada campaña. | // SANTOS ÁLVAREZ

Con idéntica vocación formativa pero completamente reinventado gracias a la creación de un segundo filial. Así afronta el Automanía Luceros una temporada en la que a su aspiración de conseguir la permanencia en la Primera Nacional unirá el sentar las bases de un ambicioso proyecto de cantera potenciado con la presencia de más de una treintena de jugadores entre los equipos de Primera Nacional, Segunda Autonómica y los juveniles adscritos a ambos.

“El nuevo filial provoca muchos cambios y que podamos competir mejor”, señala Mingos da Cunha, nuevamente al frente del banquillo del Luceros. Así, las épocas en las que lesiones y la ausencia de los jugadores nominados por el equipo de Asobal dejaban en cuadro al filial parecen haber quedado atrás. “Tenemos un grupo muy amplio de jugadores entre los ocho con ficha arriba, los 19 del B y cinco juveniles”, señala el técnico. Esto supone, añade, “que podamos hacer dos convocatorias de 16 y que todo el mundo tenga opciones de jugar el fin de semana”.

Da Cunha echará mano del B para contar con más de 30 jugadores seleccionables

decoration

Los refuerzos para el filial han sido contados y en posiciones muy determinadas. De este modo, ha llegado el portero Pablo Cruz (Carballal B), el pivote Iván Pérez (formado en el Tui aunque el año pasado no jugó) y el extremo Dani Mallo (Calvo Xiria). El equipo estaría integrado, pues, por los porteros Javi Fernández y Pablo Cruz; los extremos izquierdos Xoel y Dani Mallo; los extremos derechos Éric Bermúdez y Barreiro; los pivotes Iván Pérez y Rubén Augusto; los centrales Manu Pérez y Camiña; y los laterales Pousa, Álex Rey y Bernárdez. Causan baja con respecto al año pasado Ángel Riveiro y Yeray, fichados por Carnes do Ribeiro y Reconquista, respectivamente, y destaca el regreso de Camiña tras haber superado su lesión.

Tan solo es un esbozo de una plantilla que estará en constante cambio, ya que algunos de estos jugadores tienen ficha con el B y alternarán su presencia en Primera Nacional con la escuadra de Segunda Autonómica. De hecho, el club ha tramitado solo doce fichas para el Automanía Luceros, y cuatro de ellas corresponden a jugadores que únicamente estarán con el equipo de Asobal (Brais, Gayo, Salgado y Martín). “La idea es echar mano del filial, porque podemos recurrir a hasta ocho jugadores del B como máximo por partido”, explica Da Cunha.

El equipo se ha reforzado con el portero Pablo Cruz, el pivote Iván Pérez y el extremo Dani Mallo

decoration

De hecho hay tres jugadores que han tenido una importante presencia con el Luceros A como son el central Alberto Alonso (procedente del Poio), el especialista defensivo Alejandro Martínez o uno de los retornados a la disciplina del conjunto cangués, el lateral derecho Adrián Pérez. Tampoco hay que olvidar a dos juveniles que ya estuvieron en la escuadra de Primera Nacional la pasada campaña como son el zurdo Gael y el diestro Meira.

Además de estos, el Luceros B contará con Jerom y Eloy, que salen de juveniles, en portería; el pivote Rodrigo, llegado del Moaña; los extremos derechos Javi e Iñaqui; los extremos izquierdos Xián Fernández y Érik Dasilva; y los primeras líneas Víctor, Adrián Gómez, Iago Fonseca, Sergio, Íker Piñeiro, Javi Piñeiro y David Pousada. La gran mayoría procede de juveniles o retornan al club tras algún año de ausencia, y alguno más entrenaba ya con el filial el año pasado pero no contaba con ficha.

La dinámica habitual será la de compartir entrenamientos –aunque el Luceros B tenga su propio entrenador, Miguel Ferreira– y eso permite a Da Cunha tener un seguimiento muy directo de todos los jugadores. “Todos tienen posibilidades de jugar en Primera Nacional. En ocho meses las cosas dan muchas vueltas”, señala. En paralelo piensa en la permanencia. “Es nuestra primera meta porque los rivales se han reforzado como si no hubiera un mañana”, sentencia.

Compartir el artículo

stats