Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

balonmano

El Granollers desangra al Frigoríficos

Alberto Martín lanza a puerta haciendo un escorzo en el duelo de ayer.

Alberto Martín lanza a puerta haciendo un escorzo en el duelo de ayer.

Ni puntos ni buenas sensaciones. El Frigoríficos del Morrazo cayó de forma contundente ante el Fraikin Granollers (23-33) en un encuentro hipotecado por el lamentable rendimiento ofensivo de los locales. Y es que pocas veces O Gatañal ha visto a su equipo tan impotente ante un rival, con la salvedad del todopoderoso Barcelona. Plano, sin ideas y a merced de un conjunto vallesano al que le bastó con esperar agazapado para surtirse de los innumerables errores cangueses, transformados en tantos fáciles.

Ni tan siquiera el 2-0 de inicio que marcó el Cangas presagiaba un día sencillo. Brais -uno de los pocos que entendió el tipo de juego que requería el choque- anotaba entre la espesura que ya se le presumía a los locales. Bastó una discutida exclusión de Cerqueira -los colegiados pusieron el listón muy bajo para ambas escuadras- y una pérdida para desencadenar la hecatombe. Pases telegrafiados, pérdidas absurdas y un ataque muy plano, sin buscar verticalidad en ningún momento fueron los males de los cangueses. La respuesta vallesana no se hizo esperar y un 0-8 de parcial desnudó los problemas de los locales. Pero incluso cuando se conseguía alguna buena acción o bien aparecía Sastre en los seis metros o bien los palos -cuatro en este primer tiempo- impedían el gol.

Moyano pedía su segundo tiempo muerto con 5-13 (minuto 21) pero el choque ya estaba inclinado claramente hacia el lado catalán. Y prueba de ello fue el último gol del periodo, anotado por Antonio García de golpe franco directo. El Granollers había marcado cuatro goles de contragolpe y otros cuatro a puerta vacía, demasiada ventaja si se quiere ganar.

Poco o nada cambió en el segundo acto. El Cangas era incapaz de aprovechar las superioridades y a pesar de que Forns comenzó a tocar balones ante su exequipo -su actuación fue una de las escasas buenas noticias de ayer- el Granollers ampliaba su renta. Tres nuevos contragolpes en contra, parcial de 2-5 y nuevo tiempo de Moyano al canto (11-24, minuto 38). La impotencia era el sentimiento en la pista, sobre todo porque al Frigoríficos también le empezó a fallar la defensa posicional. Lancina campaba a sus anchas y a los visitantes les bastaban un par de pases para descolocar al sistema defensivo cangués -Moyano probó con el 6.0 y con el 5.1 con Dani Fernández o Ribeiro de avanzados- y lograr gol.

Maquillaje final

El Granollers estiró su renta hasta los 15 goles (12-27) y luego bajó el pie del acelerador. El Cangas encontró entonces a Brais y a Santi López para capitanear sus acometidas en busca de maquillar el resultado. Forns echaba una mano atrás y el resultado fue el 23-33 definitivo. El Frigoríficos tendrá ahora una semana para resetear antes de rendir visita al Ademar León.

Compartir el artículo

stats