El balonmano femenino de la División de Honor Plata regresa al pabellón de Coirón con el Asmubal recibiendo al poderoso Valladolid (20.00 horas). Será un aliciente para los aficionados ver a su plantel esta temporada en liga, y también para la central verdinegra, Eli Méndez, una ex del propio Grupo CHR Han Vall Valladolid que acaba de llegar esta temporada y que se medirá ya hoy a las que fueran compañeras.

Juan Costas apela a que la afición: “Para poder tener chance en este partido ante un rival poderoso todo pasa por el hecho de que la afición llene la grada y empuje para arropar al equipo en pro de poder ofrecer nuestra mejor versión”. De ahí el horario elegido por el club a fin de facilitar la presencia de público en el pabellón. “El apoyo de la gente –augura Juan Costas– tiene que jugar mucho en Dena, porque será por este pabellón por donde pasen nuestras opciones de mantener la categoría, ese sería el gran logro histórico para el club”.

Sobre el Valladolid advierte de que “es un equipo basado en una férrea defensa 6-0 que sale a presionar bien para robar y sacar la contras”. En su primera jornada, el Valladolid se impuso en su feudo pucelano con solvencia al Carballal vigués por 28-23.

“El Carballal –recuerda Costas– llegó a estar mandando de cinco goles allí, y en un abrir y cerrar de ojos el Valladolid le dio la vuelta al partido tirando de su contragolpe, con una guardameta que empezó a parar lo indecible y dos primera líneas letales”, en relación a Cecilia Colmenero y Jana Cuesta, que llegan como sus dos grandes artilleras.