Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Atletismo - Máster 60

El mejor sprint de toda su vida

La atleta vilagarciana, a sus 62 años, logró en Ourense dos medallas más para su amplio palmarés. |

Después de muchos años sin demasiado tiempo para el deporte, Ana Abuín ha demostrado que no siempre las segundas partes no son buenas. A los 52 años encontró en el atletismo un equilibrio físico y mental que ahora, diez años después, se ha convertido en una sucesión de asaltos a podios nacionales. Los últimos en Ourense y con sorpresa incluida en forma de una medalla en velocidad, la primera que sumar a unas vitrinas que están esperando ampliación.

Ana Abuín logró su primera medalla en velocidad a los 62 años con un bronce en los 60 metros lisos

decoration

Ribadumiense de nacimiento y vilagarciana de adopción, la atleta arousana se hizo con una medalla de plata en lanzamiento de peso. Reconoce que “tuvimos seis lanzamientos para buscar la mejor marca y yo me quedé en 7,45 metros, pero la verdad que la catalana Lourdes Rosiñol fue superior y alcanzó los 8,30 metros. Nada que hacer, solo aplaudirle y reconocer su superioridad”.

Acostumbrada a ganar medallas nacionales en una disciplina como la del lanzamiento de peso, la sorpresa llegó en la prueba de los 60 metros lisos. Nunca antes había conseguido una medalla en esta disciplina y ésta llegó en Ourense, precisamente en el mismo lugar donde se atrevió a competir hace unos años y en la que cerró aquel debut con un cuarto puesto.

Este año se animó a sacarse la espina y lo logró. Ana Abuín, quien compite por el Club Atletismo A Silva de Cerceda, se animó a buscar la marca que le daba la participación en el Campeonato de España. Para ello se presentó hace unas semanas en Vigo donde había que rebajar los 11.50 segundos y ella paró su crono en 11.04 segundos.

Ya en Ourense tocaba sobre todo disfrutar. Alcanzar un podio se convirtió en un mérito más que probado en forma de una marca de 10,81 segundos que le permitió entrar en la tercera posición final. Un bronce que le supo a oro, “la verdad es que no esperaba superar las semifinales, pero quedé cuarta y pasé a la final. Ya luego en la final salió todo bien. Me sentí muy bien de piernas y me hizo mucha ilusión conseguir mi primera chapa en velocidad”.

Lo dice una Ana Abuín que, a sus 62 años, reconoce que su mejor medalla es la felicidad que ha encontrado en el atletismo.

Con el Europeo de Braga en el horizonte

Es tal el número de beneficios que Ana Abuín ha encontrando en el atletismo de categorías veteranas que ya tiene claro cual es su siguiente reto. Pese a que las circunstancias sanitarias obligan a ser prudente a la hora de hablar de hojas de ruta, ella tiene en rojo en su calendario el mes de febrero. Será cuando se celebre en la localidad portuguesa de Braga el Campeonato de Europa de atletas veteranos.

Su experiencia previa en competiciones internacionales a lo largo de los últimos años no le ha llevado a dudar lo más mínimo cuando supo de la prueba. “Es una convivencia entre países en la que conoces a mucha gente y hay un ambiente extraordinario. Se compite, pero todo el mundo tiene muy claro que la verdadera razón de estar allí es la felicidad”.

Compartir el artículo

stats