Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol - Tercera División

Un nuevo intento en busca del ascenso

El Arosa arranca la segunda fase con la ilusión de perseguir un sueño. |  // IÑAKI ABELLA

El Arosa arranca la segunda fase con la ilusión de perseguir un sueño. | // IÑAKI ABELLA

Un año después, el Arosa vuelve a tener la oportunidad de pelear por el ascenso. Los arlequinados, que es el único de los tres equipos que ya el pasado año intentó el cambio de categoría, arranca la segunda fase de la campaña en el campo de A Cheda (12.30 horas), donde se medirá al siempre complicado Polvorín, filial del Lugo. El técnico, Rafa Sáez, reconoce que les queda por delante una fase “muy corta y complicada, con equipos importantes, en la que no se puede fallar porque se corre el riesgo de perder las opciones que se tengan”. En ese sentido, Sáez reconoce que su objetivo principal es “comenzar bien porque somos conscientes de que los puntos van a ser muy escasos y es importante coger cuanto antes una buena dinámica de resultados”.

Lograrlo en este primer encuentro no va a resultar sencillo ya que el Polvorín reúne muchos condicionantes de los filiales, entre ellos, el de la juventud y calidad de sus jugadores. “Es un rival que lleva tres años en Tercera División y, desde su llegada, no ha parado de crecer, siendo este año cuando ha dado el salto de calidad necesario para pelear por el ascenso”, explica Sáez. Para estar en esa lucha, el Polvorín ha dejado fuera del grupo por el ascenso a equipos tan importantes como el Racing Vilalbés o el Fabril y cuenta con jugadores muy importantes, como es el caso de Christian, uno de los máximos goleadores de la categoría, con 14 tantos.

Otros jugadores que también han destacado durante la primera fase de la competición son Antón Escobar, Iago Novo o Gabarre, hombres que acostumbran a entrenar con el primer equipo.

De ese peligro es consciente Rafa Sáez, que no se atreve a destacar a ningún jugador del rival porque “desde el portero hasta los delanteros tienen todos una calidad tremenda, que entrena como una escuadra profesional y están enchufados, como han demostrado en la primera fase de la competición.

El técnico reconoce que el encuentro se va a resolver en los pequeños detalles y tiene muy claro que “nosotros debemos estar a nuestro mejor nivel para tener la situación bajo control, porque es un rival que nos va a exigir mucho y que destaca en muchos aspectos colectivos”.

Sin derrotas a domicilio

Los arlequinados integran el único equipo que todavía no conoce la derrota a domicilio en esta campaña, un hecho que “espero que nos pueda beneficiar en un encuentro tan importante como este, en el que es muy importante arrancar con un buen resultado ante una fase tan corta, con tan solo seis encuentros”.

El técnico arosista va a poder contar con toda la plantilla después de que Ross y Campillo, la pareja de centrales, hayan cumplido la sanción por sus expulsiones ante el Ribadumia, mientras que Mon ya parece recuperado de sus molestias.

Contrarreloj para evitar el descenso


El Ribadumia inicia esta tarde (17.00 horas) en O Poboado una carrera contra el reloj por alcanzar la permanencia. Por delante, doce jornadas en las que los aurinegros no se pueden permitir muchos fallos, porque podrían suponerle la pérdida de categoría. Luis Carro, técnico aurinegro, reconoce que su equipo afronta con “muchas ganas esta segunda fase de la competición, somos conscientes de que es ahora cuando lo vamos a tener más difícil, porque cada encuentro, va a ser con un rival directo con el que hay que sumar los tres puntos”. El técnico reconoce que la plantilla “quiere hacerlo mejor y evitar la comisión de errores como los que nos han costado puntos en la primera vuelta”. Ante un rival como el As Pontes, Carro incide en la necesidad de “dar nuestra mejor versión e imprimir el ritmo con el que nos gusta jugar con el balón, mientras nos convertimos en incómodos para ellos”. Los coruñeses tienen tan solo 19 puntos, y superarles sería muy importante para eliminar a un posible rival en la lucha por la permanencia, destacando como goleador Mitogo, que suma siete tantos y que se complementa a la perfección con el veterano Rubén Pardo. El técnico aurinegro va a tener problemas para confeccionar la defensa, ya que no va a poder contar con los dos centrales que ocupaban la titularidad en los últimos encuentros. Miguel Vázquez y Pablo González se encuentran lesionados, unas ausencias a las que se suman las de Fran Fandiño, Giráldez y Paco.

Compartir el artículo

stats