Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Piragüismo - Juegos Europeos de Minsk

Natalia García accede a la final del K-4

María Pérez, Raquel da Costa y Noel Domínguez quedaron apeados en semifinales

María Pérez y Raquel Da Costa ya ponen proa al Mundial sub 23 de Rumanía. // FDV

María Pérez y Raquel Da Costa ya ponen proa al Mundial sub 23 de Rumanía. // FDV

La presencia arousana en los Juegos Europeos de Minsk se ha visto reducida a Natalia García tras lo sucedido en la jornada de ayer. La representante del Breogán de O Grove ha podido clasificarse para la final de hoy del K-4 500 metros tras un complicado día en el que tuvo que superar dos eliminatorias.

En la tanda inicial, y formando junto a Sara Ouzande, Isabel Contreras y María Lazcano, la tripulación española finalizó en la quinta posición con un tiempo de 1:32:979 quedándose a poco más de un segundo de las tres primeras plazas que otorgaban la clasificación directa a la final.

Poco más de dos horas después de la primera regata, el K-4 español tuvo que jugarse su pase a la final en una carrera con tres plazas en juego y seis embarcaciones participantes. Dinamarca se llevó el primer puesto parando su crono en 1:33:70 mientras que España entró en la segunda posición con un tiempo de 1:34:03 seguida de Portugal con 1:34:06. Fuera de la final se quedaron los barcos de Ucrania, República Checa e Italia.

Peor suerte corrió el también breoganista Noel Domínguez en la categoría C-2 1.000 en la que alcanzó las semifinales junto a David Fernández Marques. En la manga clasificatoria, los dos españoles se quedaron a un solo paso de las tres primeras plazas que fueron, por este orden, para Rumanía, Italia y Bielorrusia. España marcó un tiempo de 3:41:079 a poco menos de tres segundos de la plaza directa para la final.

En el paso por semifinales las cosas no rodaron bien desde el principio para el barco de Noel Domínguez, quedándose a casi 10 segundos de los tres primeros puestos que significaban el billete para la final de hoy.

La aventura en Minsk corrió la misma suerte para María Pérez y Raquel da Costa que formaron junta en el C-2 500 metros. En la tanda inaugural finalizaron en la séptima y última posición con un registro de 2:10:54, muy lejos de una tercera plaza que fue para Ucrania con 1:57:46. Hungría se hizo con la primera plaza seguida de Alemania.

Con todo ello tocó pasar por la criba de la semifinal, pero el hecho de no haber podido entrenar en competición lo suficiente pasó factura volviendo a finalizar en la última plaza de entre los siete aspirantes a la final.

Lo más positivo de la experiencia es que sirve para acumular bagaje para la cambadesa de O Muíño y la boirense del As Torres en cuanto a su próxima participación en el Mundial sub 23 que se celebrará en Rumanía.

Compartir el artículo

stats