Entrevista

Paulina Pérez Buforn, jugadora de la selección española de balonmano: "Estamos en el Mundial para ganar y queremos mirar alto"

"Conozco cuáles son mis tareas y cuál es mi rol; y creo que estoy aportando mucho en esa faceta", afirma la extremo internacional de España

Paulina Pérez Buforn.

Paulina Pérez Buforn. / RFEBM

Rafael Javier Domínguez Orta

La ibicenca Paulina Pérez Buforn, jugadora internacional con la selección española absoluta de balonmano, vive estos días con enorme felicidad y con gran alegría su primera experiencia como integrante de pleno derecho de ‘Las Guerreras’ en su esperado debut con el combinado nacional en un Campeonato del Mundo.

A sus 26 años de edad, la jugadora ibicenca del Club Balonmano Porriño, de División de Honor Femenina, la máxima categoría nacional, se muestra entusiasmada por la histórica oportunidad que le ha brindado el seleccionador Ambros Martín, quien ha depositado en ella una gran confianza para que ejerza un rol destacado como una de las piezas esenciales de su equipo en el Mundial de Dinamarca, Noruega y Suecia.

"Conozco cuáles son mis tareas y cuál es mi rol. Y creo que estoy aportando mucho en esa faceta, que es lo que espero poder seguir haciendo, que se cuente conmigo porque realmente sumo. Esa es la aspiración de toda jugadora de equipo, de alguien que sabe poner al equipo siempre por delante de su rendimiento individual, que, en este caso, creo que está siendo muy bueno para el grupo", declara con confianza Paulina Buforn.

Así, tras su brillante estreno de este miércoles con España en la cita mundialista que disputó en el Arena Nord de Frederikshavn (Dinamarca), con victoria para ‘Las Guerreras’ en la primera jornada de competición frente a Kazajistán por 34-17 y con una aportación de tres goles por parte de la deportista ibicenca, Paulina Buforn destaca a Diario de Ibiza, del grupo Prensa Ibérica, que está viviendo esta cita internacional al máximo y con unas sensaciones realmente buenas.

"Mis sensaciones después de debutar con España son muy buenas, como vienen siendo durante todas estas últimas semanas de preparación. Creo que el grupo ha estado a un nivel altísimo y que se ha estrenado muy bien", señala la extremo derecho pitiusa, al tiempo que valora también el buen ambiente que reina en la concentración española: "El ambiente es excelente y el planteamiento técnico-táctico que se ha hecho para nosotras es como un traje a medida. En el grupo se respira confianza y motivación. Hay una mezcla de veteranía y de gente que debutamos, pero que entramos con muchas ganas, y pienso que es una combinación muy buena. Yo, en lo personal, estoy muy tranquila".

Centrada en vivir el presente

En lo referente a su experiencia mundialista, Paulina Buforn afirma que la está viviendo "de una forma feliz", ya que cree que "es la mejor manera de hacerlo".

"Estoy viviendo esta experiencia con ‘Las Guerreras’ pensando solo en el presente, ya que hace mucho tiempo que dejé de pensar a largo plazo con el balonmano y, en general, con otras situaciones", manifiesta la jugadora isleña, a la vez que declara: "Desde entonces disfruto mucho más. Vivo en el presente en cada concentración a la que he tenido la oportunidad de acudir y la he disfrutado. Creo que eso es lo que me permite estar ahora tranquila y concentrada. Y eso creo que es importante, ya que debutar con 26 años tiene que tener este tipo de ventajas. De esta vivencia mundialista lo que espero es que el equipo crea en todos los partidos en la oportunidad de ganarlos. Y estoy convencida y segura de que con estas ganas, con esta garra y haciéndonos muy fuertes en defensa vamos a poder rascar y a llegar lejos, por supuesto. Estamos aquí para ganar y España es una selección para ganar. Queremos mirar muy alto porque eso es lo que nos va a poner a nosotras ahí, aunque lo importante es el día a día".

Ante el indiscutible hecho de ser hoy en día la gran abanderada de todo el balonmano de Ibiza, Paulina Buforn reconoce que para ella "es todo un orgullo", a la vez que supone "una gran responsabilidad".

"Eso es algo que también asumo con alegría porque me parece que es poner en valor todo el trabajo que realizó el Puig d’en Valls cuando yo fui pequeña y también todo el apoyo que recibí de mi familia en su momento, así como el sacrificio que me ha supuesto todos estos años estar fuera de casa, luchar por mejorar a cualquier precio, salir incluso al extranjero y vivir esa experiencia, además de continuar peleando cada día con ilusión. Creo que es algo muy bonito, que yo vivo con alegría y que espero poder compartir pronto con muchas otras personas porque pienso que esto, aunque se necesite mucho trabajo, se puede alcanzar. Y considero que en Ibiza el trabajo es bueno y puede ser aún mejor", admite la jugadora de Ibiza, que además añade: "Pienso que es muy bueno para todas las niñas y niños de la isla que vean que con trabajo y con esfuerzo se puede llegar a donde uno se proponga. Y a la gente joven de la isla que empiezan ahora en el balonmano les diría que disfruten, que se lo pasen bien y que encuentren en este deporte eso que les invite a saltar de la cama y rogarles a sus padres que les lleven a entrenar y que siempre quieran más. Creo que disfrutar es la clave porque es cuando se crece y cuando sale nuestra mejor versión, que es lo bueno que tiene el deporte, además de que es salud y valores, y es lo que te queda después para la vida y para todo lo que hagas".