Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PiraGüismo

La UCAM pesca en Galicia

La mayoría de palistas candidatos a París 2022 han fichado por el club de la entidad católica - El presidente de la Federación Gallega lo considera “una OPA hostil”

Antía Jácome, en los Juegos de Tokio. José Méndez

Galicia se exhibe como potencia del piragüismo. Luis Ramos Misioné abrió la larga cuenta de glorias olímpicas en Montreal. Enrique Míguez, David Cal, Perucho, Cristian Toro, Teresa Portela, Rodrigo Germade y Carlos Arévalo han engordado esos laureles. Tres oros, ocho platas y dos bronces en Juegos, más las innumerables en Mundiales y Europeos. Varias de estas figuras aspiran a competir en París 2024. También sus herederos aventajados. Probablemente ninguno llegará a Vaires-sur-Marne, cuyo canal acogerá las pruebas, con licencia de la Federación Gallega. La mayoría de los consagrados y de los emergentes han sido fichados por la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM), que les proporciona becas y facilita sus estudios. Una actividad depredadora, según algunos; una dinámica lógica, para otros.

El empresario cartagenero José Luis Mendoza fundó la UCAM en 1996. El deporte se ha convertido en una de sus apuestas estratégicas. “Fuera de Dios no hay nada. El deporte es instrumento de paz y concordia”, ha declarado Mendoza; un personaje controvertido, que durante el COVID adquirió relevancia al atribuir la vacuna a una campaña de “esclavos y servidores de Satanás”, como Bill Gates y George Soros, para controlar a la población. “¿Por qué ya en la Olimpiada de Londres se anunciaba el coronavirus?”, se preguntaba en un discurso viral.

Pero el deporte ha sido para la UCAM un terreno rentable y prestigioso. La institución apellida a dieciséis equipos federados, entre ellos el Murcia de Liga ACB y el de Segunda RFEF. Ha reclutado a estrellas. Mireia Belmonte inauguró su colección más lujosa. Le han seguido Ruth Beitia, Carolina Marín, Lidia Valentín, Joel González... La UCAM inició en 2011 una relación conveniada con el Comité Olímpico Española (COE) que ha cuajado en un dato contundente: fue la universidad del mundo con más participantes en los Juegos de Tokio: 61 deportistas olímpicos (17 medallistas) y 13 paralímpicos (5 medallistas).

David Cal, entre José Luis Mendoza y Alejandro Blanco.

David Cal, entre José Luis Mendoza y Alejandro Blanco. COE

Más de seiscientos deportistas se benefician de los programas de la UCAM. Y el piragüismo es una de sus modalidades predilectas. El Campus de Los Jerónimos, sede central, acogió en octubre pasado su gala del deporte. Asistieron un millar de deportistas y el presidente del COE, Alejandro Blanco. Saúl Craviotto, bicampeón olímpico y abanderado español en Tokio, se encargó de uno de los discursos.

Todo comenzó con Cal

En tal contexto, el piragüismo gallego se ha convertido en uno de los viveros de la UCAM. A David Cal lo contrataron en 2013. Lo apoyaron en las postrimerías de su carrera y le han suavizado la transición a la vida civil. El cangués se mudó a Murcia en 2016, tras retirarse, y trabaja desde entonces en el servicio de deportes de la UCAM.

Varios palistas en activo han seguido su camino. A Teresa Portela, Carlos Arevalo y Rodrigo Germade se han unido en los últimos meses Antía Jácome y Cristian Toro. Ni siquiera el Club Fluvial de Lugo, la principal entidad deportiva y social de la ciudad, con 22.000 socios, ha podido igualar las condiciones que se le ofrecían a Toro. Tampoco otro de los grandes clubes gallegos, el Kayak Tudense, ha podido retener a la gijonesa Sara Ouzande.

“En agosto recibí un mensaje en el que me decían que estaban interesados en ficharme”, recuerda Ouzande. “Me dejan formarme en lo que quiera a coste cero y me dan un respaldo de cara a mi futuro”. Nada se le demanda en contrapartida que lastre sus planes: “Debo asistir a las competiciones nacionales como hasta ahora. No me exigen nada en especial. Son todo facilidades”.

“En el Kayak Tudense siempre me han tratado genial, nunca me ha faltado de nada. Estoy muy agradecida”, conviene. Además de las cuestiones materiales, Cal ha ejercido como aliciente: “Es un referente y supone un orgullo para mí formar parte de su equipo. No duda nunca en ayudarme y se asegura de que no nos falte de nada. Estar en un club donde todos han asistido a unos Juegos me da más fuerzas, con el apoyo y la confianza de la UCAM, para conseguir la meta de estar en París”.

Sara Ouzande se abraza a Teresa Portela.

Sara Ouzande se abraza a Teresa Portela. FDV

En 2017 se produjo un punto de inflexión. La universidad católica creó su propio club de piragüismo. Militar en él supone el traslado de licencia. “Lo vemos con muchísima preocupación. Es una OPA hostil, que nos vacía de contenido, como si un jeque árabe comprase todo el fútbol”, asegura el presidente de la Federación Gallega, Alfredo Bea. “Los clubes y las federaciones autonómicas han hecho una inversión importante en el deporte base. A la UCAM, tener o no un club de piragüismo poco o nada le va a influir. No lo necesita. Aplaudimos que quiera mejorar la educación de nuestros deportistas y que los patrocine. No entendemos por qué crea un club sin actividad a nivel de promoción y sin haber gastado un solo euro en generar este talento que se nos va de Galicia”.

Bea comprende la decisión de los palistas. “Un deportista tiene que mirar por su futuro en una etapa de su vida que es corta. Le tiene que sacar todo el rendimiento. Nunca diremos nada en su contra”. Tampoco le realiza reproches a Cal, “un grandísimo deportista y un trabajador de la UCAM”. Pero al UCAM Murcia Club de Piragüismo lo cataloga como “un club fantasma. No tiene barcos propios. Nunca entrenan juntos. No están participando en todas las regatas de la Liga Nacional...”.

El dirigente prefiere otras herramientas: “Había un plan ADO a través del cual las empresas aportaban dinero para usar la imagen de los deportistas. Lo vemos perfecto. La UCAM habría tenido otras vías para dar publicidad a su marca”.

El presidente de la Federación Gallega, Alfredo Bea. INAKI ABELLA DIEGUEZ

Bea considera que a la UCAM “no es que le guste el piragüismo o que le parezca estratégico tener piragüistas universitarios. Lo coge porque es el deporte que más medallas olímpicas está aportando, sin mirar si ese movimiento perjudica a su estructura”. Matiza, no obstante, que no critica tanto la política de esta institución como la connivencia de las instancias políticas: “No falla la UCAM, sino el COE, el Consejo Superior de Deportes y la Federación Española. Este sistema está empobreciendo a nuestros clubes. Durante años han estado creando actividad, moviendo a deportistas, y ahora que tienen a algunos con resultados, premios y subvenciones, se los lleva una empresa”.

Menciona el dinero público invertido en instalaciones como el Centro Galego de Tecnificación Deportiva. Y lamenta que la Secretaría Xeral para o Deporte de la Xunta esté facilitando becas de Deportistas Galegos de Alto Nivel (DGAN) a personas con licencia en otras comunidades. “Antes se admitía como excepción y ahora es un verdadero embudo; ya casi una cañería. Si competimos en un Campeonato de España, nos encontramos becados por nuestro gobierno a gente participando contra Galicia”. Así que llama a todos los agentes a “sentarse y sopesar la situación”, admitiendo que “lo prioritario es que a los deportistas no les falte de nada”. Propone medidas como prohibir a clubes sin cantera participar en la Liga Nacional, en la que los palistas deben competir para ser elegibles a nivel internacional. El malestar se comparte en Madrid, Baleares, Cataluña o País Vasco, afectado singularmente en la modalidad de slalom. “Está situación está creando muy mal ambiente”, certifica Bea.

El director deportivo del Kayak Tudense, Esteban Alonso. JORGE SANTOME

Existe una corriente distinta, que gira la crítica precisamente hacia la Federación Gallega. “La visión de Fredi es tercermundista”, sostiene el director deportivo del Kayak Tudense, Esteban Alonso. “Si CSD y Federación Española tienen un club que está invirtiendo dinero en sus deportistas, no van a tirar piedras contra su propio tejado. La Federación Española tendrá un grupo de diez a doce olímpicos con un plus de profesionalidad en cuanto a retribución económica. Blanco y en botella”.

“Es de incompetentes”

“Diferente es que la Federación Gallega, con el dinero que está invirtiendo la Secretaría Xeral para o Deporte, no haga nada para evitarlo”, denuncia Alonso. La Xunta ha incrementado gradualmente sus aportaciones a la Federación Gallega desde los 239.784 euros de 2012 a los 485.389 de 2022. “El presidente de la Federación Gallega ha creado un gigante con pies de barro, con un organigrama que no se corresponde con la carga de trabajo y que no se podrá sostener cuando cambie la política deportiva”.

Alonso recuerda que los palistas fichados por la UCAM continúan trabajando con sus entrenadores habituales, de la Federación Española: Teresa Portela y Sara Ouzande, con Daniel Brage en Pontevedra; Antía Jácome, con Kiko Martín en Pollença; Arévalo y Germade, con Miguel García en Asturias; Toro, con Luis Brasero en Madrid. “Es muy triste que no tengamos capacidad para retener a deportistas que han salido del CGTD. Aquí hay clubes de nivel. La federación debería buscar convenios con la Xunta para que se queden. Echar la culpa a otros es de incompetentes”.

Compartir el artículo

stats