Continúan los movimientos en casa Celta para forman la plantilla que por segunda vez jugará la Liga Femenina Challenge, la antesala de la máxima categoría del baloncesto femenino nacional.

El club está trabajando de forma insistente para forma una plantilla que vuelva a lucha por ascender, y por ello este verano ha decidido dar un giro radical en la confección de la plantilla.

De momento, desde Navia solamente han anunciado dos renovaciones, la de Musa y Sara Vidal, dos jugadoras, que pueden ser importantes a lo largo de la temporada, pero que todavía están en proceso de formación.

Lo mismo ocurre con el primer fichaje del verano. Como no podía ser de otra manera, el Celta Zorka Recalvi apuesta por una jugadora joven, de diecinueve años, y que procede de una de las canteras importantes del país, como es la del Valencia Basket.

Elba Garfella nació en Manises hace diecinueve años, y se formó en la cantera del conjunto valenciano. Internacional sub18 y sub20, esta temporada debutó con el primer equipo en la máxima categoría en el mes de enero. Jugo tres partidos, con un total de dieciocho minutos, anotando tres puntos y atrapando tres rebotes.

Habitualmente juega de 3-4, es decir, de ala pivot., y su salida de Valencia viene dado por el interés de la jugadora de contar con minutos de juego que le permita dar un salto de calidad en su juego y en su formación.

Durante toda la temporada ha sido una de las jugadoras de la cantera que ha entrado en las rotaciones de Rubén Burgos, y este año ha tenido el honor de inscribir su nombre en el “Mur dels Somnis de l’Alqueria del Basket” donde plasman sus nombres los canteranos que llegan a debutar en el primer equipo.

En el club vigués tiene claro que Elba le puede dar al equipo un salto de calidad en ese posición, en su intención de formar un equipo de garantías.

Aunque las negociaciones son duras, el club tiene muy avanzadas gestiones con varias jugadoras. No obstante, y como sucede todos los años y en todos los equipos, las posiciones claves serán cubiertas por jugadoras extranjeras, y ahí es clave acertar con un perfil que además de anotar y rebotear, pueda integrarse fácilmente en el equipo.