El Sevilla volvió a ganar lejos de su estadio después de más tres meses tras imponerse por 2-3 al Levante, un triunfo que permite al cuadro andaluz acercarse más al objetivo de jugar la próxima edición de la Liga de Campeones y que aleja un poco más a los valencianos del sueño de la permanencia.

El partido comenzó con un ritmo frenético y Tecatito, la apuesta de Lopetegui para este partido, abrió el marcador al cuarto de hora. Morales empató pronto desde el punto de penalti pero el mexicano volvió a poner por delante a los hispalenses. Ya en el segundo tiempo, Morales falló una pena máxima y en el tramo final Koundé y Soldado cerraron el resultado.