El Acanor Novás Valinox vive un momento clave de la temporada, en el que intenta acomodarse entre los cinco primeros del grupo A para disputar la liguilla de ascenso que protagonizará la segunda parte del campeonato. El conjunto rosaleiro es actualmente sexto, con un punto menos que Alcobendas aunque también dos encuentros menos. En pleno Tourmalet y tras asaltar con éxito el primero de los cuatro ‘puertos’, los jugadores de Álvaro Senovilla afrontan mañana un reto todavía mayor: vencer al segundo clasificado, el potente Burgos.

Se trata de una de esas dos jornadas aplazadas que tiene el equipo rosaleiro y para la cual la directiva ha fijado un precio especial para el publico general de entradas a 5 euros, que se pueden adquirir de manera online o en taquilla el propio día del partido, en una oferta siempre sujeta a disponibilidad.

Actualmente el aforo máximo es del 80% y dada la importancia del choque, los dirigentes han optado por incentivar a la afición a acudir y empujar a los suyos a la que sería la segunda victoria consecutiva, luego de imponerse precisamente al Alcobendas el pasado sábado. Será el estreno de Alen Muratovic delante de su nueva afición.