Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

atletismo

Cuenta conmigo: la obligada separación de una brillante generación de fondistas del Celta

El grupo, de la quinta de 2004, cuarto en el Nacional sub 18 de cross - Pedro Vázquez, con propuestas de universidades estadounidenses

Ageitos, en el medio, flanqueado por varios célticos sub 18; al lado, Ageitos con Pedro Vázquez, que sostiene el trofeo al primer clasificado, en Itálica; debajo, los equipos sub 18 y sub 20 que viajaron a Andalucía. | // PABLO HERNÁNDEZ GAMARRA

Pedro Vázquez enfila la meta en Santiponce bajo el nublado cielo andaluz, entre vestigios romanos y el eco de los corredores legendarios que lo han precedido en esa tierra. Aguanta la presión del aragonés Marcos Crespo y se impone con seis segundos de ventaja. El vigués ha completado los 4.060 metros de la carrera sub 18 en 12:14. Su compañero Mateo Rodríguez llega sexto (12:34) y después, Juan Núñez (59º, 13:24), Sergio Souto (122º, 13:57), Biruk González (211º, 14:51) y Daniel Antonio Crespo (285º, 16:09). La suma de sus puestos ha otorgado al Celta la cuarta posición en el Campeonato de España de Campo a Través por Clubes-Cross Internacional de Itálica. Los seis han cruzado una meta que suena a despedida. Pronto la vida los separará. Nadie podrá arrebatarles jamás una infancia compartida al galope.

Cuenta conmigo

Cuenta conmigo armando álvarez

En Itálica, a donde el club celeste también había acudido con el equipo masculino sub 20 (Hugo García, Hugo Suárez, Damián Méndez, Nicolás Arias y Álex Goberna), que logró la 18º plaza, esa cuarta posicion no colma la ambición de los sub 18 aunque la hayan obtenido compitiendo contra los 51 clubes más potentes del país. “En el Campeonato de España siempre hay mucho nivel y los equipos son muy competitivos, pero es cierto que nosotros aspirábamos a estar en el podio”, conviene el entrenador de los célticos, Manu Ageitos. “En su primer año como sub 18, en Soria, habían quedado segundos. La idea era repetir podio. Nos quedamos muy cerquita (172 puntos, por 171 del Cueva de Nerja). No voy a mentir. El cuarto puesto es satisfactorio, pero nos queda la espinita”.

Cuenta conmigo

Los seis célticos nacieron en 2004. En 2022, por tanto, se convertirán en sub 20. “Al ser el último año, quisimos preparar bien este cross. No se ha podido lograr la medalla pero está bien”, valora Ageitos. Quedan algunas citas por delante antes de la mudanza generacional, aunque ya no estrictamente como grupo: el Campeonato de España por Federaciones Autonómicas del 5 de diciembre, en el que la selección gallega podría incluir a tres célticos, y la temporada en pista cubierta. A Pedro Vázquez le aguarda además un reto especial: competir en el Campeonato de Mundo Júnior. Supondría su debut internacional. Las cancelaciones de la pandemia le han dejado sin Mundial y Europeo, para los que había logrado las mínimas en 1.500, 3.000 y cross.

Aunque adolescentes, con todo por descubrir, comprender y celebrar, un cierto aroma de nostalgia presentida impregna este tiempo. Los seis comenzaron prácticamente a la vez en la escuela del Celta. Han perseverado mientras otros compañeros abandonaban. “Todos se fueron enfocando hacia el medio fondo y fondo. Empezaron a ir a los campeonatos de España de pista cubierta y a los de cross en cadetes. Alguno fue logrando medallitas”, concreta Ageitos, con los matices que los distinguen: “Mateo y Pedro sí que son muy ‘croseros’, les gusta mucho. Sergio, Juan y Biruk son más de pista. Juan tiene un perfil de 800; más de 1.000 metros o cross no le gusta nada. Pero hay que sufrirlo, a todos les viene bien para fortalecerse”.

Mas allá de gustos y apetencias les une esa relación intima forjada en las tardes de Castrelos y Balaídos, bajo el aguacero o el ardiente sol. Ageitos, que los pastorea desde hace cuatro años, explica: “Forman un grupo muy compacto. Entre ellos son amigos, al margen del atletismo. Incluso algunos están en la misma clase y se llevan muy bien. Me da mucha envidia de cuando yo entrenaba. Se lo pasan fenomenal. A nivel deportivo todos poseen mucha calidad y pueden hacer cosas muy chulas en el futuro”.

Ageitos y cuatro de sus discípulos, ayer en Castrelos. Pablo Hernández Gamarra

Ajeno a la presión

Esos logros llegarán, pero no tan en piña. Todos cursan Segundo de Bachilerato. Se les avecina la gran encrucijada. “Algunos se quedarán en Vigo, otros ya tienen claro que se van a ir.”, anticipa Ageitos. Juan se plantea estudiar en Madrid. El currículo de Pedro (subcampeón de España de cross en cadete, campeón de España en pista cubierta y aire libre en 3.000 y 1.500) ha despertado el interés de las universidades estadounidenses y previsiblemente se decantará por alguna de ellas. “Haber ganado el cross de Itálica es muy significativo. Es uno de los mejores del mundo, junto con Atapuerca y Soria”, sostiene Ageitos. “Tiene ofertas de varios clubes, becas, patrocinios... Es una persona que se abstrae de todo eso. En las retransmisiones no lo suelen nombrar y al final gana o está adelante. No siente ningún tipo de presión”.

“Entrenarán en otros sitios, con otra gente. Es una evolución lógica. Siempre pasa”, se resigna Ageitos, aunque admite la lógica tristeza. “Es el primer ciclo que me cuadra con gente que lleve tanto tiempo conmigo y que se vaya. Me dará mucha pena. Llevo mucho tiempo con ellos y les tengo mucho cariño. Me lo paso muy bien. Me vacilan todo lo que quieren y más. Viajamos siempre juntos. Pero es natural. Toca acostumbrase y soy el primero que los anima a que se vayan si surge una posibilidad como la de Estados Unidos. Acabarán la carrera y si vuelven, siempre tendrán las puertas abiertas”.

Compartir el artículo

stats