El Céltiga se llevó ayer los tres puntos del campo de Laxes tras remontar en la segunda parte a un Beluso que había hecho méritos para llevar más goles de ventaja en el descanso. Róber, Marcos y Manu Piñeiro tuvieron ocasiones muy claras para los locales. Jacobo incluso falló un penalti que detuvo el meta Baraca. Al filo del descanso Róber sí acertó tras un rechace en un saque de esquina.

En la segunda parte el empate lo anotó Grégor, que fusiló a Iker en una jugada que comenzó con un error en la entrega de balón de la zaga local. Pese a atravesar unos momentos de nervios Manu Piñeiro pudo volver a adelantar al Beluso pero erró sin portero. Pablo culminaría la remontada tras un saque de esquina. El Beluso intentó empatar hasta el final. Jaco lo tuvo cerca en un disparo que rozó el poste.