El Ribadumia fue capaz de frenar la marcha triunfal del Villalonga a su paso por A Senra, si bien eso no sirve de consuelo para un conjunto local que mereció mayor premio a tenor del mayor caudal de fútbol ofensivo expuesto.

Una primera oportunidad a favor de Dieguito confirmaba la buena puesta en escena local, mucho más necesitado de puntos. Sin embargo, los de Ricardo Fernández marcaron en su primera aproximación tras un centro lateral que Héctor mandó a la red. La decidida apuesta local por la victoria se vio, si cabe, más reforzada con el marcador desfavorable. Varias fueron las llegadas claras para marcar, hasta que Vitti acertó con un remate para igualar.

El enfado de los de Yago Yao fue en aumento tras dos goles anulados. Uno de ellos muy protestado, así como una acción de un posible penalti sobre Cerqueiras. Por contra, el Villalonga tuvo una única situación reseñable de peligro que Roberto Pazos frustró con una buena intervención.

Un empate final que mantiene a los celestes en el primer puesto y al Ribadumia peleado con el triunfo.