Sara Álvarez (O Rosal, 2003) vuelve a Vigo; Paula Monteagudo (Vigo, 2002), por estudios, se va a A Coruña. Aquella jugó en el Matamá la exitosa temporada 18/19, en la que Ferreiro era el director deportivo; el Dépor fichó a “Muñi” aquel verano. Ahora el Sárdoma CF se ha hecho con los servicios de la defensa, la línea que David Ferreiro conserva intacta, pues Ainoa Galarza (Vigo, 2001) ha renovado tras regresar de unos meses de Erasmus en Irlanda, en la recta final de la pasada liga.

Paula, que debutó en Primera Nacional en 2017 -cuando aún era el segundo escalón del fútbol femenino- y esta temporada ha explotado también su faceta goleadora de forma sobresaliente, seguirá vistiendo casaca blanquiazul. Pero ahora con el escudo del Deportivo, con equipo en la segunda categoría (Reto Iberdrola) y en la de bronce (Primera Nacional, el Dépor B).

David Ferreiro, entrenador sardomista, también pierde en la media otra referencia de esta campaña. Sara Porto (Vigo, 2000) no continúa. Y eso supone otro varapalo para la medular, y en concreto por su colosal capacidad de recuperación de balones. Se va de Erasmus.

Con todo, hay otros regresos. María Calvar (Pontevedra, 1999) retorna tras su año de experiencia en la UD Mos. Una buena noticia especialmente para la medular. De As Baloutas sale igualmente otra sardomista: Irene Fernández (Vigo, 1997); la atacante retorna a As Relfas.