Nada es para siempre. Después de un enorme comienzo de año en casa, el Iberconsa afrontaba este encuentro con la idea de mantener la imbatibilidad en el Pabellón Pablo Beiro ante uno de los equipos favoritos al título de la temporada. No era una tarea fácil y al final el Mideba Extremadura consiguió lo que en este 2021 no había logrado ningún otro equipo en casa: asaltar el fortín de Bouzas con éxito. Liderados por un Matt Scott de ensueño en ataque y flanqueado por unos escuderos que consiguieron sacar al Iberconsa del partido durante el segundo cuarto para poner la puntilla en el tercero.

El partido suponía la vuelta al Pablo Beiro de Salvador Sandoval, que la pasada temporada había blandido los colores del Iberconsa. Aunque empezó tímido, su ataque silencioso, en segundo plano, fue letal, siendo el único jugador de su equipo en conseguir el doble-doble con un balance de 18 puntos y 12 rebotes. El conocimiento del terreno jugó a favor de un Sandoval que junto a Pratt, Bates y un inconmensurable Scott se convirtieron en los verdugos del equipo vigués.

Hay que reconocer que las cosas pintaban bien para el equipo local que, a pesar de haber estado 8 puntos abajo durante los primeros compases del primer cuarto, conseguía ponerse el mono de trabajo y reducir las distancias a cuatro puntos al final del período inicial. Pero eso iba a cambiar en los siguientes minutos. Mideba sabía que sus aspiraciones al título se verían intactas si conseguían ganar el partido. No les valía otra opción. Por eso se encomendaron a Matt Scott, que consiguió estar en todas partes durante el segundo cuarto, castigando duramente el aro del Iberconsa. Ante el embite de los visitantes, el Iberconsa intentaba reaccionar, pero el poco acierto que tuvieron en sus ataques, unidos a las contras y la gran anotación de los de Badajoz, comenzó a pasar factura a los vigueses hasta el punto que llegarían al descanso 12 puntos abajo con un parcial de 9-17 en ese período. Y tras el descanso, Mideba salió dispuesto a rubricar la distancia, volviendo a las andadas con los ataques inmisericordes de Matt Scott, ayudado por el buen hacer de Sandoval y la colaboración inestimable de Phil Pratt y George Bates. Tras firmar un 10-23 de parcial, el partido se escoraba claramente hacia los extremeños. A pesar de todo, hay que reconocer el carácter del equipo, que lejos de bajar los brazos, salió a pelear con todo el último cuarto y, aunque la gesta era harto complicada, consiguieron vencer el último cuarto 19 a 13 con una gran demostración de Romo, Alejos, Vilas y el eterno capitán Berni Costas que, a pesar de jugar escasamente 3 minutos al final del encuentro, conseguía añadir dos puntos a su particular casillero.

Un buen último cuarto que no consiguió evitar la victoria de un Mideba que ofreció la mejor versión de Matt Scott con 32 puntos. Por parte del Iberconsa, destacamos la aportación de Fabián Romo con 20 puntos y 17 rebotes, un Agustín Alejos que terminó registrando 13 puntos y 9 rebotes y un Julio Vilas que acababa el encuentro con 11 puntos.