El Celta Zorka Recalvi despide esta tarde en el pabellón de Navia, a partir de las 19 horas, la primera fase del campeonato. Para despedir la liga regular, el calendario nos depara un nuevo derbi gallego ante un Maristas Coruña que ha logrado salvar la categoría.

Un partido en donde volverá a haber público en las gradas, ciento cincuenta aficionados, que ayer tardaron muy poco tiempo en agotar las entradas que el club ofreció desde mediodía según orden de llegada.

Cristina Cantero, entrenadora del equipo vigués, indicaba ayer que es un partido “para cerrar la temporada, para seguir entrenando, para continuar viendo cosas y para sacar una victoria. Creo que para nosotras es muy importante continuar siendo fuertes en Navia y brindar una victoria a nuestra afición. Es cierto que a nivel clasificatorio no creo que se mueve nada, por lo que hay que seguir cogiendo sensaciones, de recuperar jugadoras que vienen de estar sufriendo, como Mariona y Celia, pero que poco a poco van mejor y veremos si podemos contar con ellas. Además, Lucía se torció el tobillo esta semana, pero creo que podré contar con ella”. Sobre el partido indicó que queremos trabajar bien, sobre todo el aspecto defensivo, en aspectos defensivos que tenemos que pulir y sobre todo volver a coger sensaciones defensivas, que en estos dos partidos mentalmente no hemos estado demasiado bien”.