Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

BALONMANO - División de Honor Plata (M)

Reencuentro familiar en el derbi

A la izqda., Martín Molina en un partido con el Novás. A la drcha., Villarroel, con el Disiclín

A la izqda., Martín Molina en un partido con el Novás. A la drcha., Villarroel, con el Disiclín J. Lores / FdV

Un derbi siempre está cargado de emoción, pero el de este sábado en el Lalín Arena (19.00 horas) tendrá una carga emotiva mucho mayor para el lateral del Acanor Valinox Martín Molina y para el portero del Disiclín Lalín Tomás Villarroel. Ambos jugadores, que son cuñados, volverán a encontrarse en la cancha tras un largo tiempo sin verse, aunque sea en su primer patido como rivales. “Lo que no sé es con quién va a ir mi hermana, si conmigo o con él”, bromea el portero del conjunto dezano, con la intención de ponerl un poco de “calor” al encuentro.

Después de un largo tiempo sin verse el lateral argentino del Acanor Novás Valinox Martín Molina y el portero del Disiclín Lalín Tomás Villarroel se volverán a encontrar pero esta vez en la cancha y en equipos rivales. Lo llamativo es que ambos jugadores son ‘cuñados’. “Salgo con su hermana desde hace ya muchos años”, puntualiza el jugador del cuadro rosaleiro.

Villarroel pidió consejo a Molina, que llegó esta temporada a O Rosal procedente el Alarcos, mientras se fraguaba su fichaje por el Disiclín, donde recaló a finales de año procedente del Ballester, club que en los últimos años estuvo entre los equipos más importantes de Argentina. “Nunca antes nos habíamos enfrentado. Siempre he ido a ver sus partidos porque estaba en un equipo que está cerca de donde jugaba yo en Argentina, pero nunca tuve la suerte de tenerlo de rival. Esta va a ser la primera vez”, anuncia el lateral. “Para él es su primera experiencia en España y ante de que fichase por el Disiclín estuvimos hablando y me preguntó cómo era todo”, prosigue.

Los cuñados Martín Molina y Tomás Vilarroel disputarán el próximo sábado su primer partido como rivales

“Nos metemos mucho con el otro, pero con buena onda”, indican

decoration

“La verdad es que nunca jugué contra él ni jugué con él. Me saca tres o cuatro años y nunca compartimos selección ni campeonato. Va a estar bien”, vaticina Villarroel, que también añade cierto pique sano a la situación. “Hemos hablado del partido y compartido un poco nuestras visiones de los dos equipos. Tengo ganas de atajarle muchas pelotas. Nos metemos uno con el otro pero con buena onda. Luego, depende como vaya el partido, habrá que buscar alguna broma para molestarlo”, anuncia: “Lo que no sé es con quien va a ir mi hermana, si conmigo o con él. Veremos quién le tira más de los dos”.

“Estuvimos hablando hace unos días sobre el partido del sábado y ya me está diciendo que ya sabe dónde tiro así que ya le estamos poniendo un poco de calor, por así decirlo, a este derbi”, constata Molina, que indica que el sábado será su reencuentro después de mucho tiempo. “Desde su llegada a Galicia no tuve la posibilidad de verlo debido a la situación en la que estamos y con todo esto de los cierres perimetrales no pudimos. Recién lo voy a ver el sábado, en la cancha”, asegura.

Villarroel, con el Disiclín FdV

Villarroel estará ya, a buen seguro, preparado para un derbi intenso, que el lateral del Acanor Valinox califica como “una final”. “Esta es una categoría en la que todos los partidos son finales, es una liga muy competitiva en la que se entrena mucho y es totalmente distinto a Argentina. Más que nada, a mi cuñado le dije que disfrute mucho de esta oportunidad”.

Sobre el Novás, Villarroel ya tiene bastantes referencias. “Como equipo no, pero sí conozco a algunos jugadores, como a mi cuñado o a Chaparro; jugué contra él con la selección de Uruguay y yo con la argentina. A otros los tengo visto jugar”, puntualiza. Poco a poco va completando su adaptación en su nuevo destino. “Estoy tratando de adaptarme al clima y al ritmo de entrenamientos, algo que había perdido durante el último año. Fue mucho tiempo sin competir. Aproveché este mes y medio para volver a ponerme bien físicamente y volver a sentirme bien en la cancha. Estoy volviendo a lo que era”, anuncia.

Martín Molina en un partido con el Novás

Martín Molina en un partido con el Novás J. Lores

Por su parte, Molina también se muestra satisfecho con su rendimiento. “Al principio me costó pero luego me pude adaptar bien. El balance es positivo, aunque tuve una lesión en el medio de la temporada que me hizo estar de baja casi un mes pero eso ya quedó atrás y ya estoy recuperado y bien físicamente”.

Mientras preparan la contienda del sábado también tiene un ojo puesto en Egipto, donde se juega el Mundial, en el que está su compañero de equipo Gaby Chaparro. “Está haciendo su debut mundialista y está muy contento y lo está disfrutando y es una experiencia única, una suerte que pocos tienen”, afirma Molina. Solo le queda seguir luchando “para vivir algún día un sueño como ese”.

Marcos Dorado, tras la operación @SDAtleticoNovas

Marcos Dorado pasa por el quirófano

El pivote Marcos Dorado ya ha iniciado su cuenta atrás para volver a jugar. Tras caer lesionado el pasado 14 de noviembre en Sarrià, en una acción que le dejó sensaciones negativas y cuyo pronóstico se confirmó tras la resonancia que se le realizó unos días después: rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla y del menisco. El jugador se perderá a buen seguro lo que resta de la temporada, pero tras haber pasado por el quirófano a principios de esta semana ya ha iniciado los días para volver a jugar. El canterano fue operado en el CM Concheiro por el doctor Castaño y el club anuncia que la intervención se ha desarrollado con “éxito”. Dorado, que ha pasado por el Puerto Sagunto y por el Torrelavega, afrontaba su primer año en el primer equipo rosaleiro tras ocho temporadas lejos de su casa.

Compartir el artículo

stats