14 de marzo de 2018
14.03.2018
automovilismo

Un Rías Baixas en estado puro

El rallye, que regresa a Vigo en su 52ª edición con el apoyo del Concello, planifica su parque cerrado en la playa de Samil y el podio en la calle Príncipe

14.03.2018 | 10:51
Miguel Fuster y su copiloto Ignacio Aviñó festejan en el Ifevi su victoria en 2015. // Marta G. Brea

La Escudería Rías Baixas ya ultima los preparativos para el regreso a la acción, después de su última edición en 2015, del Rallye Rías Baixas, en esta ocasión dentro del calendario autonómico, los días 11 y 12 de mayo. En esta 52ª edición, de la mano de Recalvi, serán muchas las sorpresas, la más significativa, el regreso a Vigo.

En un primer momento, la prueba regresaba al calendario con la intención de ubicar su parque cerrado en el CUVI. No se intuía que fuera a pisar Vigo en su regreso, pero la mediación de la Federación Gallega ha sido vital a la hora de que el Concello vuelva a apoyar una de las citas más emblemáticas del motor.

Esta semana se celebró una reunión en la Alcaldía entre Abel Caballero e Iván Corral, presidente de la Federación Gallega. También asistió Chema Rodríguez, director general de Recalvi, firma que este año dará nombre al rallye. Allí se fraguó el regreso a la ciudad.

La Escudería Rías Baixas trabajará ahora a marchas forzadas para organizar el regreso a la ciudad, ubicando en Samil el parque cerrado (previsto en un primer momento en el CUVI) y la opción de celebrar el podio en la calle Príncipe, como antaño. "El rallye está a la vuelta de la esquina y ya está el recorrido hecho, los horarios, todo?", afirma Fernando Mouriño.

La idea de centralizar la prueba en Samil no es nueva. Ya se había planteado en la última edición, antes de la desaparición de la prueba del calendario, una propuesta que, presumiblemente, será una realidad en mayo. "Estoy muy agradecido tanto al presidente de la Federación Gallega, Iván Corral, como a Chema Rodríguez, por su mediación para que el Rías Baixas vuelva a contar con el apoyo del Concello. Y también al alcalde, Abel Caballero, por su buena disposición para volver a respaldar la prueba", celebra Mouriño.

El regreso a Vigo es, según Mouriño, una gran noticia tanto para los aficionados como para la ciudad. "El Rías Baixas siempre fue de Vigo y es muy importante que una prueba con más de cincuenta años de historia pueda volver a la ciudad". Desde su desaparición, en 2015, la Escudería Rías Baixas nunca abandonó "la idea" de volver, aunque "sin apoyo se hace cuesta arriba sacar adelante un evento de estas características".

Ahora, volverán a la acción dentro del calendario del Campeonato Gallego y se ponen como objetivo poner en marcha y afianzar el rallye así como conseguir un relevo generacional para asegurar su continuidad después de medio siglo de existencia y pensando, en un futuro, en la vuelta al Campeonato de España y por qué no al Europeo. "También hay que decir", prosigue Mouriño, "que el Campeonato Gallego, en este momento, tiene un gran prestigio y cuenta con muchos más participantes que el Nacional porque hay muchas más fórmulas de promoción y atrae a muchos pilotos jóvenes también".

La normativa del Autonómico (que exige menos kilómetros cronometrados) permitirá, además, la recuperación de tramos míticos. "Van a ser los tramos emblemáticos de siempre. Recuperaremos tramos típicos y tradicionales del Rías", anuncia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Ver calendario completo

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine