14 de agosto de 2017
14.08.2017

Zidane aplica su habitual prudencia

El técnico del Real Madrid insiste en que aún les queda trabajo "para conseguir el título" ä Sergio Busquets reclama fichajes a la directiva azulgrana

14.08.2017 | 01:37
Los jugadores del Real Madrid festejan el gol de Asensio. // Efe

El técnico del Real Madrid, Zinedine Zidane, afirmó tras la ida de la Supercopa contra el Barcelona, en el Camp Nou, estar contento por el resultado, pero ha advertido que "la eliminatoria no está sentenciada" y que, pese al 1-3, "hay que jugar el miércoles la vuelta".

El entrenador se ha mostrado satisfecho con el rendimiento de sus futbolistas: "Estoy muy orgulloso de los jugadores, porque hasta con diez lo han hecho muy bien. Han creído en la victoria hasta el final. Lo bueno de esta plantilla es que todos cumplen, todos estamos concentrados y eso es motivo de satisfacción".

Zidane, por otra parte, no ha querido valorar la actuación del colegiado, que ha expulsado a Cristiano Ronaldo tras mostrarle dos tarjetas amarillas en dos minutos.

"No me voy a meter con el árbitro. Me puede molestar la expulsión de Ronaldo. No hay penalti -la segunda fue por simularlo- pero la tarjeta es un poco fuerte. Pero esto es así y no lo podemos cambiar ahora", comentó.

Cuestionado por el rendimiento de Marco Asensio, autor del tercer gol de Real Madrid, el francés se ha deshecho en elogios hacia el centrocampista: "No me sorprende. Lo está haciendo fenomenal. Rompe la línea, es rápido y golpea muy bien el balón. Ha entrado muy rápido en el partido y ha marcado la diferencia".

Otro de los nombres del partido ha sido Isco, cuya evolución ha sido destacada por el entrenador. "Cuando firmó por el Madrid vi que necesitaba tiempo y jugar a menudo. No me sorprende. Ha hecho jugar a su equipo y me alegro por él porque está creciendo. Vamos a seguir así", aseveró.

Mientras tanto, Ernesto Valverde, en su primer partido oficial con el Barcelona, aseguró que no percibió tanta diferencia entre los dos equipos durante el partido: "El partido estuvo abierto y tuvimos nuestras ocasiones. Es una derrota que sirve para extraer cosas positivas, pero la sensación que tengo es que los dos equipos, con sus estilos, han tratado de imponerse al rival. Pero me voy en gran medida satisfecho con lo que hemos hecho contra un gran conjunto que además tiene esa facilidad para resolver partidos".

El entrenador del conjunto azulgrana entiende que "la gran diferencia tiene que ver con la eficacia. Ellos han sido más certeros. Trataremos de serlo nosotros la próxima vez".

Por su parte Sergio Busquets lamentó la derrota dijo se lo ponen "casi imposible" y pidió refuerzos a la directiva. "Es un mal resultado. Está claro que una derrota 1-3 en tu casa es muy difícil darle la vuelta, ahora lo vemos negro pero saldremos a intentarlo. Hay que hacer tres goles, solo nos vale atacar. Se nos ha puesto casi imposible", aseguró a pie de campo.

Busquets no se quiso mojar en la acción polémica que acabó con la expulsión de Cristiano Ronaldo. "En el campo no tengo ventaja como en la tele. A veces se mira de diferente punto de vista. Tenía mucha gente de por medio".

Y sí habló con claridad para pedir más fichajes a su directiva. "Por este resultado no creo que sea, es una cuestión de renovarse e intentar mejorar siempre. Lo tenemos que hacer sí o sí".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Ver calendario completo

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine