17 de diciembre de 2010
17.12.2010

El TSXG repone a Julio Meana al frente de la Federación Gallega

El tribunal considera que Santi Domínguez, como director xeral para ó Deporte, no tenía competencias cuando decidió suspenderlo de sus funciones en 2007

17.12.2010 | 09:02

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia devuelve a Julio Meana la presidencia de la Federación Gallega de fútbol tres años después de que el dirigente fuera suspendido en sus funciones por Santi Domínguez cuando era director xeral para ó Deporte. El TSXG ha estimado el recurso presentado por Meana y le repone en su cargo tras declarar nula la decisión tomada en su momento por Domínguez porque según el tribunal fue dictada por un órgano que carecía de la debida competencia. El ribunal tampoco concede validez a la ratificación realizada con posterioridad por la Consellería de Cultura e Deporte de la Xunta de Galicia. Según el TSXG "esta solución no es posible, porque el secretario general para el Deporte tampoco tiene atribuidas como propias competencias en materia de disciplina deportiva". De todos modos, la causa penal abierta contra el dirigente y su equipo por malversación de fondos, a raíz de la denuncia presentada por la Asociación de Clubes, sigue su curso.
En marzo de 2007 Santiago Domínguez, en calidad de director xeral para ó Deporte, tomó la decisión de suspender al presidente de la Federación Gallega, Julio Meana, y a otros cuatro cargos del citado organismo después de que Xustiza Deportiva apreciase la existencia de delitos económicos graves y malversación de fondos públicos. La denuncia de la Asociación de Clubes había destapado una serie de irregularidades en la gestión económica de la Federación Gallega, lo que dio pie a Domínguez a tomar esa decisión después de consultar con los servicios jurídicos de la Consellería de Cultura. Julio Meana fue suspendido en 2007 junto al secretario, Ramón de Llano; el vicesecretario, Benjamín Anido; el tesorero, Luis Caridad; y el presidente del Comité Galego de Adestradores, Fernando Blanco. Su cargo al frente de la Gallega pasó a manos de su sobrino, Carlos Meana, mientras continuó desarrollando su función como directivo de la Federación Española de Fútbol donde es uno de los grandes apoyos de Angel María Villar.
Tres años después el Superior de Xustiza de Galicia estima el recurso presentado por Meana contra la decisión de Domínguez y le repone en el cargo. La decisión fue recibida con enorme júbilo en el entorno de Meana y en la propia Federación Española donde Santi Domínguez no es precisamente la persona más popular. Emilio García Silvero, director de los Servicios Jurídicos de la Federación y abogado de Julio Meana en la causa, comentó ayer que "esta sentencia demuestra ahora la absoluta ilegalidad de la suspensión acordada en 2007 por Santiago Domínguez, que violó de manera flagrante una Ley aprobada por todos los gallegos en el Parlamento. Desde el primer día todo el deporte Gallego sabía que él no podía adoptar esa resolución, y aún así se valió de su posición y no tuvo reparos en adoptar un acto ilegal".
Igualmente García Silvero anunció que "debido a los claros fundamentos de este fallo, la Real Federación Española de Fútbol tratará en su junta directiva del próximo miércoles, 22 de diciembre, un informe de esta resolución judicial y analizará igualmente la presentación de una querella criminal por prevaricación contra Santiago Domínguez, así como una acción de responsabilidad patrimonial por una suspensión que se ha extendido 3 años y medio y que nunca se tuvo que haber producido". La sentencia también declara nulas de pleno derecho las suspensiones que afectaron a Fernando Blanco y Benjamín Amido, aunque no dice nada de las de Ramón del Llano y Luis Caridad.
De todos modos, aunque Meana ha ganado esta batalla, sigue pendiente la causa penal abierta contra él y los cinco cargos citados anteriormente por malversación de fondos públicos. Este proceso fue puesto en marcha por la Asociación de Clubes y contó con el respaldo de la dirección xeral que también se personó en la causa.Ayer el portavoz de esta agrupación aseguró que el hecho de que se le repusiese en su cargo era algo sobre lo que no se pronunciaban porque "nosotros entendíamos que había pruebas de que se había cometido malversación de fondos y el proceso penal sigue su marcha".
La noticia se produce poco antes de que se abra en la Federación Gallega el proceso electoral que, a falta de confirmación oficial, tendrá seguramente a Julio Meana en la línea de salida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

LaLiga

El fútbol como motor social

El fútbol se ha convertido en algo más que un deporte por la influencia que potencialmente llega a ejercer en la sociedad. Es, el otro fútbol.