16 de octubre de 2009
16.10.2009
GP de Australia

Barberá y Espargaró, los más rápidos en la sesión libre

Los pilotos españoles lograron la primera plaza en sus respectivas categorías

16.10.2009 | 12:10
Héctor Barberá en una imagen de archivo.

Héctor Barberá (Aprilia) y Pol Espargaró (Derbi) pusieron un neto color español en sus respectivas cilindradas casi desde el principio de los entrenamientos para el Gran Premio de Australia de motociclismo.

Espargaró fue el líder la categoría de 125 c.c. desde la primera hasta la última vuelta, en tanto que algo semejante sucedió con Héctor Barberá (Aprilia) en el cuarto de litro, hasta que se cayó.

Barberá evidenció encontrarse en un excelente momento de forma y marcó el mejor tiempo de los 250 c.c. en unos entrenamientos en los que el líder del mundial Hiroshi Aoyama acabó en una retrasada undécima plaza, aunque "emparedado" entre Marco Simoncelli (Gilera) y Álvaro Bautista (Aprilia), sus rivales por el título.

Bautista no estuvo demasiado acertado en estos primeros entrenamientos, en los que el viento fue el gran protagonista y quizás por esa razón acabó lejos de los hombres de cabeza, aunque todavía resta por disputarse una segunda jornada, en la que se conformará la formación oficial de salida que puede tener nuevamente en la climatología a su inesperado protagonista.

Barberá, en tanto, tuvo clara desde el principio la mejor puesta a punto para su Aprilia y salvo la caída que protagonizó al final de los entrenamientos y que obligó a su traslado en camilla hasta la clínica del circuito, todo transcurrió sin novedad.

El piloto de Dos Aguas se dio un fuerte golpe en la espalda al saltar por los aires cuando su moto perdió adherencia en la rueda trasera y la recuperó casi instantáneamente.

El golpe le hizo quedarse por unos instantes sin respiración y, tras la experiencia del pasado año con su grave caída de Japón, Barberá tuvo unos momentos de incertidumbre que no fueron a más, aunque necesito ser trasladado en camilla hasta que se recuperó plenamente y se percató de que no tenía nada.

Pol Espargaró, en tanto, mandó en la más pequeña de las cilindradas con auténtica mano de hierro, pues marcó el mejor tiempo casi al principio de la tanda de pruebas y luego, en el tramo final, cuando todos sus rivales se aplicaron "a tope", estuvo muy pendiente para mantenerse primero.

Su "guerra" es distinta de la de Julián Simón (Aprilia), líder del mundial, quien podría marcharse de Australia camino de Malasia con el título de campeón mundial en el bolsillo, aunque en estos primeros entrenamientos libres sus dos únicos rivales por el galardón acabaron por delante de él.

Tanto Bradley Smith, que estuvo a punto de conseguir el mejor tiempo en su última vuelta -se lo quitó Espargaró- como Nicolás Terol (Aprilia) se mostraron muy activos a lo largo de todo el entrenamiento, con un Simón un tanto conservador, más para no cometer errores que por cualquier otra circunstancia.

Una vez más la cilindrada del octavo de litro registró un neto dominio de los pilotos españoles, puesto que a los anteriores se unieron también Marc Márquez (KTM), quinto, con Esteve Rabat (Aprilia) octavo y Efrén Vázquez (Derbi) en la décima plaza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Ver calendario completo

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine