03 de octubre de 2009
03.10.2009
Barcelona 1 - Almería 0

El Barça es líder a la espera de lo que haga del Real Madrid

Un golazo del canterano Pedro en el minuto 32 le da la victoria a los azulgranas

04.10.2009 | 00:31
Pedro celebra el gol de la victoria culé.

Un golazo del canario ante el Almería (1-0) permitió al Barcelona acostarse líder en solitario tras superar un partido áspero en el que sólo pudo desplegar su juego durante algunas fases de la primera mitad, aunque el rival no disparase ni un sola vez entre los tres palos de la meta defendida por Valdés.

El equipo andaluz asumió su inferioridad sin complejos. Hugo Sánchez colocó a Chico, un central, junto a Ortiz, y ambos se convirtieron en la sombra de Xavi e Iniesta: toda una declaración de intenciones. El Almería apostó por desactivar así el principal caudal de juego ofensivo barcelonista, pero a costa de renunciar a cualquier posibilidad creativa en su centro del campo.

Apostándolo todo a la velocidad de Crusat en una contra o a que Uche cazara un balón colgado en el área, el equipo almeriense sobrevivió gracias a ese otro fútbol, en el que las interrupciones constantes de juego y las innecesarias pérdidas de tiempo favorecen siempre al que menos propone.

Velasco Carballo también contribuyó a ello al ser demasiado permisivo con la dureza del conjunto visitante durante la primera mitad. El árbitro madrileño no amonestó a Pellerano por una dura entrada a Messi y se comió un penalti de Bernardello al crack argentino antes de la media hora, aunque también perdonaría la expulsión a Puyol en la segunda parte.

Al Barça se le atragantó ese planteamiento desde el principio, hasta que Xavi decidió que si no podía crear juego era mejor culminarlo llegando desde atrás. Messi asumió los galones para ofrecerse en la mediapunta, Ibrahimovic se dejó caer a la banda para descongestionar el centro y Márquez fue el encargado de sacar el balón desde atrás para habilitar a los de arriba con desplazamientos en largo.

El equipo de Guardiola demostró tener recursos para sobreponerse a la adversidad, y así llegaron un par de internadas de Messi, una doble ocasión de Xavi y Pedro -ambos remataron al palo derecho de Diego Alves de forma consecutiva- y otro cabezazo del primero que se marchó fuera por poco.

Pero tuvo que ser Pedro, el que abriera la lata a la media hora de juego. El canterano, agarró una balón cedido por Maxwell en la corona del área, se dio media vuelta y armó un derechazo que se colocó como una obús por toda las escuadra.

El 1-0 no alteró lo más mínimo al Almería, que desde el primer minuto perdió de vista la portería defendida por Valdés y no parecía tener intención de adelantar sus líneas en busca del empate, incluso después de la reanudación.

Sin embargo, los de Hugo Sánchez, lejos de acusar el haber estado corriendo durante tanto tiempo detrás del balón, parecieron encontrarse más cómodos sin él con el paso de los minutos.

Ibra se fue sin gol

Fue el Barça el que empezó a dar síntomas de relajación o tal vez de cansancio a la hora de juego. Antes, Márquez, Xavi, e incluso Iniesta, lo habían probado de lejos, pero el equipo de Pep Guardiola carecía de la profundidad y movilidad que le había permitido derribar el muro almeriense en la primera mitad.

La entrada de Piatti y Nieto revitalizó el ataque del Almería y Guardiola apostó por los musculosos Keita y Touré Yaya para que empujaran a sus compañeros desde el centro del campo.

Con los dos africanos sobre el terreno de juego, el conjunto azulgrana dejó de sufrir y volvió a recuperar el control de juego. Ibrahimovic a punto estuvo de sentenciar el encuentro, pero se encontró con la manopla de Alvés.

En la última jugada del partido, Uche tuvo la única ocasión del Almería en todo el encuentro, pero su disparo, con la zurda y con poco ángulo, salió muy desviado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Ver calendario completo

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine