09 de junio de 2008
09.06.2008
ROLAND GARROS
 

Rafael Nadal: "Completé un partido casi perfecto"

09.06.2008 | 02:00
Nadal ejecuta un revés a dos manos durante el partido. / Maya Vidon

Muestra su respeto a Federer: "No soy el mejor del mundo, me siento el número dos".

Rafael Nadal tuvo que contener la euforia de los periodistas que le preguntaban asombrados por la gran proeza que logró en la final de Roland Garros ante Roger Federer, al que derrotó con un contundente 6-1, 6-3, 6-0.
"No soy el mejor del mundo, soy el número dos, eso es lo que siento. Además, creo que estoy más cerca del tres que del uno. Pero poco importa, lo importante es que tu tenis mejore", afirmó.
"En los últimos años he sido el mejor jugador sobre tierra batida. Soy humilde, modesto, pero mi palmarés habla por sí mismo. Hay que ser respetuoso con el adversario. Siempre que entro en una pista pienso que puedo perder", afirmó.
El español multiplicó las muestras de respeto para su rival, reconoció que para Federer tuvo que ser duro caer de esa manera y dijo que por eso no celebró la victoria en la pista. "No tenía un resultado ajustado, no había tensión. Tengo un gran respeto por Federer, es un gran campeón y tenía que sentir algo realmente duro. Por eso no lo he celebrado. Perder una final de Grand Slam es siempre duro, yo he perdido en Wimbledon y lo sé", dijo.
Nadal reconoció que Federer no hizo un buen partido, pero señaló que eso no significa que el suizo no pueda ganar Roland Garros. "La distancia entre nosotros es pequeña, depende de quien esté en mejor momento de forma, eso es lo que decanta la balanza".
"Aunque juegue siempre como hoy no voy a batir siempre así al número uno el mundo", dijo. El español aseguró sentir "satisfacción personal por haber ganado a grandes rivales" y por haberse llevado el cuarto Roland Garros.
"Es el Grand Slam que más opciones tengo de ganar, si no gano aquí es difícil que gane un grande, porque los otros son más difíciles para mi", aseguró.
"He completado un partido casi perfecto, he jugado mejor que el año pasado", dijo el tenista, quien consideró que en esta edición de Roland Garros se sintió "más agresivo" en la pista.
En la final de ayer la clave estuvo, según Nadal, en el sexto juego del segundo set, cuando Federer dispuso de una bola para romperle el servicio. "Servía con el viento en contra y en ese momento he podido mantener mi saque. Creo que ha sido la clave", afirmó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Ver calendario completo

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine