02 de junio de 2008
02.06.2008
balonmano - Preolímpico

España sella su pasaporte a Pekín

02.06.2008 | 02:00
Entrerríos se dispone a lanzar durante el partido de ayer ante Túnez. / Jacques Brinon

La selección se clasifica tras un agónico triunfo por la mínima ante los tunecinos.

TÚNEZ 28 - 29 ESPAÑA
TÚNEZ
Magaiez; Gharbi (4), Touati (1), Hmem (3), Hammed (7), Hedoui (2), Saied (2), Ayed (6), Ben Amor (-), Lagha (1), Ben Aziza (2).
ESPAÑA
Hombrados; Raúl Entrerríos (2), Alberto Entrerríos (3), Prieto (1), Belaustegui (3), Davis (-), Rocas (7), García (1), Romero (6), Garabaya (5), Malmagro (1).
Marcador cada cinco minutos: 1-1; 3-4, 6-6; 8-10; 11-14; 14-16 (descanso) 18-19; 20-22; 22-24; 24-25; 27-26; 28-29 (final).
Árbitros: Lyudowka y Vakula. Excluyeron por dos minutos a los tunecinos Touati, Hammed (dos veces), Ben Amor y Ayed, y a los españoles Alberto Entrerríos (dos veces), Garabaya (tres veces), Belaustegui (dos veces) y Davis.
Incidencias: Encuentro disputado en el pabellón Bercy ante unos 6.000 espectadores.

Luis Miguel Pascual / parís
Con suspense y emoción, España logró la clasificación para los Juegos de Pekín gracias a una dura victoria conseguida frente a Túnez (28-29), que complicó las cosas a los de Juan Carlos Pastor hasta el último instante del preolímpico de París.
España acompañará a Francia como clasificados en este preolímpico y repetirá participación en los Juegos, en los que sólo ha estado ausente en una ocasión.
La selección española gozó de hasta cinco goles de ventaja en la primera mitad, pero la fatiga y el nerviosismo complicaron su labor, que no estuvo completada hasta el último minuto de juego.
Una gran actuación del portero Hombrados y el retorno de Iker Romero, timorato hasta este partido, además de la ya habitual aportación de Rocas y Garabaya, fueron las claves del encuentro.
Los de Pastor mejoraron en defensa, secaron a la estrella tunecina Hmem, autor sólo de dos tantos, y obligaron a los africanos a apoyarse en Hammed y en Ayed, autores de siete y seis tantos respectivamente.
España no estuvo nunca por debajo en el marcador en la primera mitad aunque los primeros minutos se caracterizaron por la igualdad, con ventajas máximas de dos tantos para los de Pastor.
Hombrados se ocupó de mantener a raya a los dos hombres más peligrosos de Túnez, Hammed y Hmem, mientras que los ataques de ambos equipos mostraban problemas para marcar.
Túnez se quedó con dos hombres menos y Rocas y Belaústegui aprovecharon para poner una renta de dos tantos, apuntalada por Alberto Entrerríos y el propio Rocas en dos ocasiones. Las buenas actuaciones de Hombrados hicieron que la renta española alcanzara los cinco tantos. El seleccionador tunecino pidió un tiempo muerto y su equipo reaccionó hasta dejar la diferencia en tres tantos a falta de cinco minutos para el final.
La reacción tunecina se mantuvo en el inicio de la segunda parte, gracias a Ayed y a Hammed y lograron igualar la contienda. Pero apareció Iker Romero, respaldado por el brillante Hombrados, para volver a situar la ventaja en dos goles a favor de los españoles (20-22).
En esa renta se movían los españoles, más por el acierto de Hombrados -y de Barrufet, que salió para detener un penalti- que por la eficacia ofensiva de los de Pastor. El nerviosismo se adueñó de España y apareció Ben Aziza que puso a Turquía por delante por primera vez en el partido (27-26) y a España fuera de Pekín. Pero llegó la reacción española de la mano de Garabaya, que empató a falta de tres minutos, y Rocas, que provocó la exclusión de Hammed y un penalti.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Ver calendario completo

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine