Entrevista

Rosa López: "He tenido que lidiar con estigmas que me han dolido mucho y no me han dejado ser libre y yo misma"

La artista actuará el 14 de julio en la fiesta Orgullosament Inca. "Yo voy mucho más allá de colores, de banderas y de política", afirma

Rosa López.

Rosa López. / JOAN CRISOL

Montse Terrasa

Rosa López (Granada, 1981) estará el próximo 14 de julio en la celebración del Orgullosament Inca, una cita en la que sonará su tema 1930, inspirado en una fecha clave para la primera mujer trans y que ha impregnado todo lo que la cantante tiene entre manos. La granadina, ganadora de la primera edición de Operación Triunfo, sacará disco este verano y trabaja en otro que verá la luz el próximo año, además de un libro.

‘1930’ es un tema que reivindica la libertad y apoya al colectivo trans. ¿Sonará en Inca?

Por supuesto que va a sonar, además cada vez suena más fuerte. Se está convirtiendo en parte de mi vida. De hecho, hemos conseguido que 1930 sea marca, porque a nivel interno pensábamos que iba a tener más apoyo porque contiene un valor social, un mensaje de libertad, de ser tú mismo en una era en la que buscamos que la salud mental sea lo primero, y se nos cerraron muchas puertas. El single que está ahora en auge son Señales, que también habla de lo mismo, y luego vendrá un siguiente que es Miedo y espero que la gente lo reciba con el mismo cariño que 1930. Tengo una cosa muy clara: no me quiero morir sin hacer bien a la sociedad. Me dedico a lo que me dedico para ayudar a los demás, cada canción contiene un mensaje muy poderoso, muy fuerte.

¿Qué más tiene preparado para Orgullosament Inca?

Además de nuestra energía y la de mis bailarines, queremos celebrar a través de la música que hecho de venir al mundo y ser felices, que esto va más allá de política, incluso de banderas. Estará 1930, A quién le importa, Yo no soy esa, Europe... porque la vida es una fiesta, una celebración, Inca is living a celebration.

¿Qué importancia tiene el colectivo LGTBI en su carrera?

Para mí es muy importante. Yo soy hetero, pero haciendo introspección en mi vida, he sido una persona que, por el mundo en el que me muevo, he tenido que aguantar crítica social y no siempre ha sido constructiva, siempre ha sido negativa sobre mi forma de hablar, mi físico, mis dientes, mis gafas, todo el mundo sabe más de tu vida más que tú, todo el mundo tiene la solución... He tenido que lidiar con estigmas que me han dolido mucho y no me han dejado ser libre y ser yo misma. Por eso nació 1930 también, porque a través de la historia de Lili Elbe, la primera mujer trans, que ese año se sometió a muchas operaciones, me fijo en las personas que son referentes, luchadoras. El público LGTBI son personas luchadoras. Me parece muy fuerte que sigamos luchando y que se sigan haciendo fiestas, que debemos hacer para que se les escuche, y me parece muy triste, que en la sociedad que tenemos, tan abiertos de mente para tantas cosas, que ser lesbiana o gay ya no sorprende, haya una parte del colectivo que todavía necesita muchísima ayuda para empoderarlos de fuerza y es esa parte transgénero. Se ven historias brutales: apaleados, maltratados, asesinatos...

En gente muy joven, que busca una salida...

Claro, por eso me alegró un montón cuando salió la Ley Trans, porque si no hay ley no se empieza a hacer algo... Yo voy mucho más allá de colores, de banderas y de política. 1930 ha nacido del amor y por haber sufrido bullying en muchos aspectos, no solo en uno. A mi me duele cuando se maltrata a las personas sin más, gratuitamente. Por eso es tan importante para mí el público LGTBI, porque además, no sé si es porque son más comprensivos, son más abiertos y desde el primer momento en que yo aparecí por la pantalla han sido los que siempre han estado ahí y me siento a débito. Aparte de que me siento muy identificada en muchas incomprensiones.

Mencionaba que el tema ‘1930’ no ha recibido el apoyo de marcas. ¿Sigue sin videoclip por ese motivo?

Sí, pero es algo que me ha dado más fuerza, no me importa. Entiendo que igual que yo he tenido que abrir mi mente en muchas cosas, es muy difícil que la gente lo haga, a la gente le genera miedo el comprometerse con algo. 1930 no ha sido apoyada en ese aspecto, lo entiendo, pero justamente eso nos ha hecho más fuertes. Y eso ha hecho posible que 1930 vaya a ser la marca de Rosa López y de aquí a nada tendremos una joya 1930, muchas cosas...

Como dice la canción ¿ha conseguido romper cadenas y sentir que es la que quiere ser?

Sí. En realidad, todos no paramos de romper cadenas. Cada día me despierto con una ilusión de niño pequeño y con una alegría que cada vez es más fuerte. Y eso significa que estoy agradecida a la vida y que los cambios que haya hecho, aunque la gente solo vea los físicos, hacen que viva en mi presente continuo y yendo así es la única manera de que cada día sea una fiesta. Cada día me siento más joven y fuerte.

Esas críticas a su físico, ese ‘bullying’ que mencionaba, supongo que ya está superado o sabe cómo enfrentarse a ello...

Al final, tenemos que escuchar relativamente lo que dicen los demás. Está bien estar presente y querer mejorar, pero en una sociedad en la que las opiniones salen como churros también hay que aprender a recibirlas. Hoy más que nunca, por la sociedad en la que estamos, tenemos que centrarnos mucho mucho en el presente y en tu persona, emocial, psíquica y espiritualmente, tenemos que intentar ser lo más equilibrados porque continuamente te pegan olas de opiniones, te llevas hostias por todos lados y tú, como no tengas una autoestima equilibrada, ya no digo fuerte, porque al final todos somos fuertes en la vida, y débiles... Se trata de encontrar la perspectiva más correcta y la más sostenible. Es mucho más enriquecedor y más rentable, y es un bien social, intentar ser feliz.

¿Para cuándo saldrá a la venta el nuevo disco?

Saldrá este verano.

¿Su título será ‘1930’?

1930 para todo, me lo he puesto por montera, no quiero dar lecciones ni nada, pero ¿que nadie nos apoya? Pues la gira se va a llamar 1930. El disco también, va a salir una marca que se llama 1930 y cuando todo vaya bien, porque esto ahora mismo no es rentable, uno de mis sueños es hacer una fundación para ayudar a las personas mayores y a los niños.

¿Pero para mayores y niños en general, no solo trans?

Exacto, 1930 va a trascender al infinito y más allá.

¿Qué queda de la Rosa que conocimos dos décadas atrás?

Procuro que quede la esencia, que sea la misma, además, por mucho que uno quiera cambiar su esencia es imposible, porque tú eres de una forma siempre, lo que sí vamos limando cosas que te impiden avanzar en la vida, desde ser victimista a intentar ser más fuerte desde el amor, quitándose ataduras, no guardando rencor hacia aquellas cosas que tú pensaste que te hicieron daño.

¿Cómo se presenta el verano?

Pues con muchos conciertos, con la gira 1930, un libro sobre salud y música que viene en camino, la marca 1930, un disco para 2023 y otro para 2024, que se llama 12 diamantes negros y con la posibilidad de presentarnos a los Grammy. No sé, al ser artista independiente estoy superefervescente porque no tengo una multinacional detrás y todo lo que vamos consiguiendo, por muy pequeño que sea, es tremenda la sensación. Todo esto que te cuento se va a hacer sí o sí.