Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Pancho Varona: “Me enamoro con ‘Led Zeppelin’ pero también con ‘Cala Vento’”

“A nosotros, con Sabina, nos ha tocado la varita mágica y hemos hecho canciones que han perdurado en el tiempo”

Pancho Varona.

Pancho Varona. Julián Rus

La firma de Pancho Varona está en más de un centenar de las canciones que llevaron al Olimpo de la música a Joaquín Sabina, y a la cumbre a otros cantantes como Ana Belén o Luz Casal. Ahí quedan, para la historia de la música popular: “La del pirata cojo”, “Peces de ciudad” o “No me importa nada”. Varona repasará todo ese repertorio este viernes en la “Noche Sabinera” que oficiará el Teatro Campoamor de Oviedo (19.00 horas. Entradas agotadas) junto a su hermano de escenario Antonio García de Diego, Mara Barros y Paco Beneyto.

–El 2 de mayo de 1982 se subió por primera vez a un escenario. Este mayo ovetense sigue agotando las entradas.

–No lo sabía, estamos muy ilusionados con la buena acogida pero lo de las entradas agotadas me acabo de enterar ahora por usted.

–¿Qué es la “Noche sabinera”?

–Un homenaje a las canciones de Joaquín Sabina, que en un 95 por ciento también son nuestras porque las hemos compuesto, producido o grabado nosotros. Así que hacemos un homenaje a Joaquín (Sabina) pero también a ese repertorio al que estamos tan unidos. Y si vamos un poco más allá, es un homenaje a la música y a la vida.

–Durante la pandemia usted acabó tocando en casas de particulares.

–Sí. Me busqué la vida para no parar y me fue bastante bien. Ya que no podíamos ir a salas decidimos ir a rincones pequeños. Canté en jardines, en salones de casas, en patios. Allí me iba con mi pequeño equipo. Fue volver a cantar en pequeñito, a la oreja de la gente.

–Como cuando usted veía a Javier Krahe y Joaquín Sabina en “La Mandrágora” a dos metros de distancia.

–(Jajajaj) Dentro de mis limitaciones, no me puedo comparar con ellos. Pero sí se parecía en eso de cantar cerca, de contar las historias de las canciones.

–Habla usted de un repertorio que forma parte de nuestra historia, ¿qué parte ha sobrevivido mejor?

–Creo que en general todo ese repertorio ha sobrevivido bastante bien. El ejemplo es “¿Quién me ha robado el mes de abril?”, una canción que estaba prácticamente muerta y enterrada, con la que pensabas que ya no iba a pasar nada y con la pandemia a vuelto a dar brotes verdes y la han escuchado hijos y nietos de los que la escucharon en su día. Es lo que tiene un repertorio de un tío como Sabina,

–Dice el músico asturiano Jorge Otero que Bob Dylan se puede morir y que no importa, que él y su repertorio son historia.

–Son eternos. Cada vez que veo que un concierto de Dylan me pilla cerca, peregrino de rodillas. Con Joaquín pasa un poco lo mismo. Espero que ninguno de los dos se muera pronto pero es cierto que su música quedará para siempre. Están por encima del bien y del mal. Es música que va a perdurar mucho tiempo, pero, insisto, que no se mueran. A nuestros conciertos vienen varias generaciones. No es porque lleve 40 años con Joaquín, pero la labor que hemos hecho es fantástica, sin nosotros quererlo pero hemos hecho canciones que perduran.

–Y lo han logrado sin cantar bien y sin ser unos virtuosos instrumentistas.

–Cierto. Hay músicos mucho mejores, gente muy buena que se ha quedado en el camino. Nunca sabes porqué pasan esas cosas, nosotros hemos estado tocados por esa varita mágica. Es maravilloso . Somos gente muy afortunada.

–Viejos rockeros.

–Lo soy. Pero no soy un abuelo cebolleta que sigue diciendo que los mejores son “Led Zeppelin” y “The Who”. Todos los días intento enamorarme musicalmente de alguien de este país.

–¿De quién se ha enamorado últimamente?

–Cala Vento, Mujeres, Camellos o Los estanques.

–Está usted muy al día. Cita a gente muy joven.

–Jóvenes y valientes. Cala Vento, que me enamora igual que Led Zeppelin son unos tipos muy valientes que hace una música excelente. Se plantaron con una guitarra y una batería y dijeron ‘ya somos un grupo’, y lo son.

–Ya metidos en materia, ¿Qué le parece “El madrileño” de C Tangana?

–Me gusta. Es un disco muy atrevido y divertido y si la música me divierte ya es válido. Tangana podía haber hecho algo más parecido a lo que se esperaba de él pero se metió en la boca del lobo. Y ahí están Drexler, Calamaro, Kiko Veneno, todos de mi generación, cómo no me va a gustar, es un disco muy bien hecho.

–Vende todas las entradas, Dylan cumple 80 años y sigue de gira y su Atleti ha ganado la Liga.

–Nos quedaba el Atleti. Qué más se puede pedir. Ganar títulos todos los días debe ser aburrido, ganar menos es más saludable.

Compartir el artículo

stats