Roberto Mera pone luz a Amado Garra, “el político más importante de la historia de Ponteareas”

Entrega en el Concello su investigación inédita sobre el agrarista y republicano, luchador contra el caciquismo, fallecido en 1948

Amadeo Garra.

Amadeo Garra.

El abogado y politólogo Roberto Mera entregó al Ayuntamiento de Ponteareas la biografía de Amado Garra Castellanzuelo, investigación inédita galardonada con el IX Premio Fermín Bouza Brey de este año. Se trata, según el autor, de una extensa biografía de quien, en su opinión “fue el personaje más importante de la historia política de Ponteareas”. El viernes 15 Mera hará la presentación pública del trabajo en un acto en el Auditorio.

Explica, el también exconcejal nacionalista de Ponteareas, que Amado Garra nació en la localidad en 1873 en el seno de una familia industrial y republicanista dedicada a la producción de curtidos. Una de sus fábricas, denominada “La Perillana”, estaba ubicada en el actual edificio del Museo Biblioteca.

Estudió Derecho en Santiago ejerciendo toda su vida como abogado. En 1901 inicia el activismo agrarista y republicano que prolongará sin interrupción hasta 1936. Fundador en 1903 de la primera agrupación republicana de Ponteareas, en ese año comienza la constituir sociedades agrarias en numerosas parroquias de Ponteareas y de otros ayuntamientos. “Está considerado uno de los líderes del agrarismo que logró agrupar en las sociedades agrarias a millares de campesinos”, dice Mera.

“Su actividad política lo llevó a liderar en Ponteareas la lucha contra el caciquismo de la familia Bugallal. La reacción de esta oligarquía y del clero contra Garra se traduce en persecución, detenciones, procesamientos y una constante represión contra las sociedades por él creadas”, destaca.

En 1908 Garra funda en Ponteareas El Tea, el periódico agrarista-republicano de más larga duración en Galicia. Tras resistir secuestros y suspensiones, solo el golpe de Estado de 1936 fue capaz de finalizar con el decenario. Hoy El Tea es una de las mejores fuentes de información sobre Ponteareas y el agrarismo en el primero tercio del siglo XX.

Garra también ejerció su actividad política en Vigo, donde residía. Allí fue fundador y presidente del Partido Republicano Vigués durante veinte años y teniente de alcalde con el gobierno de Gregorio Espino. El 14 de abril de 1931 Garra, elegido concejal, anuncia desde el balcón del Ayuntamiento la proclamación de la II República, antes que en cualquier otra ciudad de España. A finales de ese año se convierte en alcalde de Vigo, cargo que ocupará un año hasta su dimisión. Fue Presidente del Ateneo vigués y uno de los fundadores del periódico El Pueblo Gallego.

Mantuvo una estrecha relación con los Lisboanos, la colonia gallega en la capital portuguesa, consiguiendo para el agrarismo su apoyo político y económico. Amigo de Bernardino Machado, presidente de la República portuguesa, y del escritor Alfredo Guisado, de raíces ponteareanas, Garra fue cónsul de Portugal en Vigo y condecorado por el Gobierno del país vecino.

Orador carismático, durante más de 30 años ininterrumpidos interviene en cientos de actos republicanos y agraristas compartiendo tribuna con Castelao, Alexandre Bóveda, Otero Pedrayo, Basilio Álvarez o Ramón Cabanillas, entre otros. Su hermano, Emilio Garra, fue el primer alcalde republicano de Ponteareas, y su sobrino, José Garra, de Tui.

En 1936 el golpe de Estado fascista supone el fin abrupto de su vida pública hasta su fallecimiento en 1948, quedando su figura condenada al olvido. En el 2000 el Concello de Ponteareas acordó dedicar una calle a Amado Garra, quien ya había contado con ese reconocimiento entre 1924 y 1936.

Primer acto del “Ateneo Amado Guerra”

El viernes día 8 se cumplen 150 años del nacimiento de Amado Garra. Coincidiendo con esa fecha se celebrará a las 12 del mediodía un homenaje en el cementerio de Ponteareas, en el panteón familiar donde descansan sus restos. El acto está organizado por el “Ateneo Amado Garra”, que escogió esta fecha para su constitución y presentación. El homenaje consistirá en una ofrenda floral y varias intervenciones, entre ellas la de Roberto Mera como biógrafo del homenajeado.