En marcha la senda peatonal de Parada por 804.151 euros

Diputación y Concello de Nigrán financian la obra, que debe acabar en 8 meses | Recorrerá un kilómetro desde Areíña a la iglesia

La maquinaria y las vallas se desplegaron esta semana por Parada.

La maquinaria y las vallas se desplegaron esta semana por Parada. / REDACCIÓN

Redacción

Las obras para hacer realidad la senda peatonal que vertebrará la parroquia de Parada a través de la carretera provincial EP-2106 han comenzado. La constructora que se hizo con el contrato, E.C. Casas, ha puesto en marcha esta semana los trabajos que se le adjudicaron por importe de 804,151 euros. El Concello de Nigrán asume el 30% del coste con fondos propios y la Diputación Provincial de Pontevedra, el 70% restante.

Las obras arrancan con retraso debido a la demora del proceso de expropiación y la espera por los permisos de Patrimonio, de ahí que la Corporación municipal aprobase en pleno, con el voto favorable de PSOE y BNG, la ampliación del convenio con la Diputación para evitar perder la subvención. El acuerdo inicial establecía que los trabajos debían finalizar antes de diciembre, pero ahora pueden hacerlo en el mismo mes del año que viene.

El proyecto facilitará la mejora en la seguridad vial de la carretera que une A Ramallosa-Parada y facilitará la movilidad entre el barrio de A Areíña y el centro de la parroquia con la mencionada senda peatonal, y también con un espacio en torno a la iglesia humanizado en 2018, en el que los viandantes tendrán prioridad sobre los vehículos, que circulan a un máximo de 10 kilómetros por hora.

La senda tendrá un ancho de 2,5 metros y en la zona central de Parada se extenderá 200 metros con un pavimento de piedra. Dispondrá de mobiliario urbano y la marquesina se reubicará. Los trabajos también comprenden el refuerzo del firme de la calzada en un viario municipal que entronca con la carretera provincial, así como la recogida de pluviales y la mejora de servicios, el soterrado del cableado y la sustitución del alumbrado.

“O que o PP calificaba como unha ‘tomadura de pelo’ e unha chapuza do goberno, suporá a humanización de todo o centro de Parada e unha mellora absoluta na seguridade viaria e na imaxe da zona”, explica el alcalde, Juan González, sobre este proyecto de 1 kilómetro que une el cruce de A Areíña con el cementerio, el atrio parroquial, la pista deportiva y la iglesia. “Esto é moito máis que habilitar unha senda peonil, suporá un cambio total na vida do barrio”, afirma el alcalde, quien apuesta por avanzar en posteriores fases hacia A Carrasca y San Pedro y seguirá defendiendo que la Diputación acometa el proyecto de senda de San Roque, en Camos, a Pracíns, en Chandebrito, “moito máis complexa por abarcar 4,3 quilómetros”.