El cadáver momificado de Tui pertenecería a un varón de entre 30 y 40 años

La Policía Nacional remite los casos de dos desaparecidos en Vigo a la Guardia Civil por si hay alguna coincidencia

m.f.

El misterio sigue rodeando el caso del cadáver momificado hallado en Tui el primer domingo de este septiembre. Una de las grandes incógnitas es la identidad de este varón que, según desveló la autopsia practicada por los forenses del Imelga de Vigo en el Hospital Nicolás Peña, podría tener entre 30 y 40 años. El cuerpo fue hallado colgado por el cuello en una casa abandonada próxima al puente internacional que une la localidad tudense con Valença (Portugal) y aunque esta circunstancia parece apuntar a un suicidio, la necropsia tampoco fue concluyente sobre las causas de la muerte. Con una investigación judicial ya abierta, resulta prioritario poner nombres y apellidos a dicha persona que llevaría unos seis meses fallecida, aunque este dato, por la dificultad de ser precisos cuando pasa tanto tiempo, no es definitivo: podría ser un período mayor pero tampoco se descarta que menor.

El cotejo del ADN del cadáver con los desaparecidos en la provincia de Pontevedra e incluso en Portugal dada la proximidad del país vecino con el lugar donde fue hallado el cuerpo resulta clave de cara a la identificación. La Guardia Civil ya ha enviado al Servicio de Criminalística de su dirección general en Madrid unas muestras para la toma de material genético de cara a compararlo con las que se conservan en la base de datos desaparecidos. La toma de huellas, mientras, parece complicada por el estado en el que estaba el cuerpo.

Genética

Tras tener constancia de este hallazgo, la Policía Nacional revisó los casos de los varones desaparecidos en Vigo durante los últimos dos años y trasladará a la Guardia Civil dos casos por si pudiese haber alguna coincidencia genética: uno de ellos a priori parece improbable que arroje un resultado positivo en dicha identificación ya que se trata de un octogenario –del que no se tienen noticias desde principios de este año según denunciaron familiares suyos– y, aunque el cálculo no es concluyente, el examen forense del cadáver de Tui apunta a una edad de entre 30 y 40 años.