La Xunta acondicionará dos paradas de autobús en la PO-400, en Crecente. Las obras, adjudicadas por más de 48.000 euros, comenzarán en las próximas semanas. Se situarán en ambos márgenes, en torno al punto kilométrico 25+230. El objetivo es resolver la situación actual, puesto que no hay espacio suficiente para que los autobuses paren, ni zona de circulación segura para los peatones.