Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El muralismo llega a Salceda

Las artistas de Dúo Amazonas dedican un gran mural en la Rúa Arxentina a las mujeres que realizan su oficio

Nati y Lina, subidasa la grúa desde donde pintan un mural en Salceda. | // ANXO GUTIÉRREZ

La Rúa Arxentina de Salceda está en proceso de convertirse en un homenaje a las mujeres muralistas; un oficio que comparten Lina Castellanos y Nati Andreoli, las autoras del diseño de grandes dimensiones que hoy, a las 13 horas, se inaugura en Salceda, dentro del programa de la Diputación “Mulleres en Acción, Violencia Zero”. Subidas a una grúa que ellas mismas manejan con gran precisión, llevan una semana dando forma a un mural en el que representan a otras seis mujeres del gremio que, como ellas, trabajan en la calle y sobre andamios, algo que, reconocen, “nos ha traído situaciones incómodas y a veces peligrosas”. No en el caso de Salceda, donde, dicen, “la gente ha sido muy amorosa con nosotras”.

“Es poco habitual ver a mujeres trabajando en la calle, parece que la vía pública está reservada para los hombres, y con este mural queremos apropiarnos del espacio público”, cuentan Lina y Nati a los pies del mural en el que han representado a cinco muralistas y una productora de distintas partes del mundo, la inglesa Sophie Mess, la estadounidense Emily Ding, la brasileira Criola, la chilena Llefén Carrera, la inglesa Farrah Forthnam y la sueca Karolina Svärdh. “Coincidimos con ellas en un festival en el que, por primera vez, éramos más mujeres muralistas que hombres”, cuentan Lina y Nati, que juntas se hacen llamar Dúo Amazonas.

“Las protagonistas de nuestros murales son mujeres cotidianas, que se salen de los estándares de belleza preestablecidos”, explican las artistas

decoration

Procedentes del otro lado del charco, Lina de Colombia y Nati de Argentina, llevan cuatro años pintando juntas y, aunque los inicios fueron complicados porque el oficio de muralista no está reconocido como tal, es ahora cuando “empezamos a recoger los frutos y nos dedicamos a esto al cien por cien”.

Juntas han recorrido prácticamente toda España realizando murales y también conocen muy bien Galicia, donde han plasmado su trabajo en Santiago, Raíces, Teo, Brión, Vigo o Ferrol. El denominador común de todos sus diseños es el feminismo, pues en el caso de Lina lo que la trajo a España fue un Máster en Estudios de Género. Con la igualdad como seña de identidad, sus murales suelen ilustrar a mujeres que previamente retratan, o que sacan de los archivos fotográficos de los municipios donde plasman su arte. “Las protagonistas de nuestros murales son mujeres cotidianas, que se salen de los estándares de belleza preestablecidos”, explican.

En el caso de Salceda, “nos dieron total libertad”, por lo que decidieron homenajear “el oficio que nosotras hacemos”. Armadas de brochas y pinceles y subidas a una grúa, han representado a seis muralistas en colores magenta y cian, “dos colores muy especiales pictóricamente hablando”, indican, explicando que, para ser dueñas de la perspectiva a varios metros de altura trabajan con cuadrículas. También trabajan mirando al cielo, pendientes del sol y la lluvia. “Hemos aprendido a interpretar las nubes y ya estamos adaptadas a la lluvia gallega”, bromean ambas artistas, tratando de buscar un nombre a su último mural..

Compartir el artículo

stats