Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los chiringuitos se disparan por encima de los 7.000 euros al mes en Praia América

Nigrán recaudará casi seis veces más que Baiona por los bares playeros este verano: 153.948 euros frente a 26.128

Uno de los chiringuitos de Praia América, en pleno montaje para abrir este fin de semana.

El primer verano sin restricciones genera grandes expectativas de negocio en las playas y así lo demuestran las cifras de récord que se han puesto sobre la mesa para hacerse con la gestión de los chiringuitos del municipio de Nigrán. Los más emblemáticos, los de Praia América y Panxón, se pagarán por encima de los 7.000 euros mensuales. Y el más barato del territorio nigranés, el de A Madorra, superará los 2.000 al mes. El Concello recaudará un total de 153. 948 euros esta campaña, un 45% más que el año pasado, en el que ingresó 106.083 por sus ocho terrazas a la orilla del mar.

La mayoría de ellas abrirán este fin de semana y prolongarán su actividad durante cuatro meses, hasta el 30 de septiembre. El Ayuntamiento sacó a concurso en abril dos chiringuitos en Patos, uno en Area Fofa, otro en A Madorra, otro en Panxón y dos en Praia América, donde ofertó también la ocupación del espacio público para un puesto de churros. Lo hizo por el mismo precio de salida que en 2021, 93.400 euros en total., con una ampliación del espacio público a ocupar hasta los 70 metros cuadrados como novedad. Las ofertas han sumado 60.548 euros a la cifra inicial. Todo un récord para el municipio.

El más barato es de A Concheira, 1.320 euros por temporada, y el más caro, el de Panxón, por el que se pagarán este verano 30.525

decoration

No son las tradicionalmente más cotizadas las terrazas que más se han disparado. De hecho, las de Praia América se mantienen en un nivel similar al del anterior verano. La del centro del arenal salió a subasta por 24.000 euros y finalmente se ha adjudicado por 30.030 euros para los cuatro meses, 3.400 más que el año pasado. La más próxima a Monte Lourido incluso ha bajado de precio. Se ofertó también por 24.000 y se cerró en 28.782, casi 3.000 menos que en 2021. En Patos sucede algo similar: la más céntrica ha bajado casi 4.000 euros y se quesa este año en 16.100 euros, mientras que la de la zona del mercadillo ha subido en la misma proporción y pasado de los 12.000 de 2021 a 16.086. La de Panxón es una de las que más se ha disparado. Se licitó por 19.000 euros y se contrató por 30.525, 7.400 euros más que en el último verano. La de A Madorra pasa de los 5.350 euros del año pasado a 8.500 y la escalada más vertiginosa la protagoniza la de Area Fofa, que el año pasado se cotizó por 10.600 euros y ha alcanzado los 16.725 euros, 4.181 euros mensuales.

El gobierno municipal celebra el éxito de la convocatoria. “É un servizo de praia que dá traballo a diferentes familias de Nigrán que tradicionalmente poxan por estes quioscos e ofrecen un servizo que os cidadáns agradecen”, señala el alclade, Juan González, que explica el alza de las ofertas porque “este verán volveremos esta máis preto ca nunca de normalidade anterior ao COVID, polo que a previsión de negocio é maior.

Baiona mantiene los precios de 2021

En las vecinas playas de Baiona, los costes de los chiringuitos serán mucho menores. Casi seis veces menos que Nigrán recaudará su ayuntamiento por la ocupación de los bares en las playas, 26.128 euros en total por los cuatro previstos. El Concello los sacó a subasta el pasado ejercicio con un contrato de dos años, prorrogable otro más, por lo que los mismos hosteleros podrían gestionarlos hasta 2023 por el mismo precio si así lo acuerdan con el gobierno municipal. El más cotizado es el de Santa Marta, que se paga a 10.602 euros por los cuatro meses. El de A Ladeira cuesta 8.602 por verano, el de A Ribeira, 5.603, y el de A Concheira, 1.320 euros.

Compartir el artículo

stats