Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A Guarda propone a sus rederas para la medalla Pardo Bazán

El Concello defiende el reconocimiento a estas trabajadoras como símbolo de la figura de la mujer en el mar: “Se lo merecen”

Las rederas de la asociación Atalaia de A Guarda, desarrollando su trabajo.

El Concello de A Guarda ha propuesto a la asociación de rederas del Baixo Miño Atalaia como candidatura para la medalla Emilio Pardo Bazán, una iniciativa que la Xunta creó para reconocer públicamente a las personas, entidades e instituciones que trabajan en favor de la igualdad efectiva. La concesión de esta medalla, entienden desde el Ayuntamiento, reconocerá no solo los logros de las rederas de A Guarda, sino también la figura de la mujer en el mar, “porque sus rostros son también los de todas aquellas mujeres, trabajadoras y luchadoras incansables, que desde siempre estuvieron aquí y allá, invisibles pero indispensables”.

La asociación Atalaia nació en 2005 con objetivos muy claros: erradicar el furtivismo, lograr la profesionalización de su oficio y conseguir un salario justo y equiparable al de los hombres que se dedican a esto.

Toda la lucha que vienen impulsando hasta la actualidad ha dado sus frutos y es algo de lo que están muy orgullosas, porque ya pueden decir que a día de hoy su oficio “es menos invisible”, ya que está reconocido profesionalmente, cotizan para su jubilación, consiguieron mejores condiciones laborales y ahora son ellas las que deciden los precios por los que trabajan. Por tanto, pueden llevar a casa ingresos dignos (y no un mero complemento al sueldo del marido, como pasaba antes), y tienen más carga de trabajo de la que pueden asumir, por lo que su puesto de trabajo, de momento, está asegurado. No obstante, todavía se está lejos de acabar con el furtivismo y llegar a esa equiparación laboral con los hombres del sector.

Entre sus objetivos actuales se encuentra la aplicación del coeficiente reductor del mar a efectos de jubilación, el reconocimiento de las enfermedades laborales que les afectan y, sobre todo, conseguir que su oficio se perpetúe y siga vivo en las generaciones venideras.

“Por todo esto, y por muchos otros méritos más, consideramos justas merecedoras de esta distinción a las mujeres que forman parte de la asociación de rederas Atalaia, esperando que la valoración del jurado sea muy positiva. Como mujeres luchadoras que son no dejaron nunca de pelear por lo que creen justo ”, defienden desde A Guarda.

Compartir el artículo

stats