Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vía libre para las obras del museo catedralicio-diocesano en el templo de Tui

El obispo, la constructora y el arquitecto firman el acta de inicio de los trabajos para acondicionar una parte de la catedral

El obispo Luis Quinteiro Fiuza, entre otros, en la firma del acta de inicio de las obras ayer en la catedral.

En la capilla de las reliquias de la catedral tudense, el obispo de Tui-Vigo, Luis Quinteiro Fiuza, el director de la empresa constructora Bauen, Rafael Montejo, y el arquitecto coordinador del Plan Director de la Catedral de Tui, Iago Seara, firmaron ayer el acta de replanteo e inicio de obra de las zonas del templo catedralicio que se transformarán en TUDE, el nuevo Museo Catedralicio-Diocesano. Las obras darán comienzo inminentemente, siempre y cuando no haya ningún impedimento de tipo técnico.

El obispo de Tui-Vigo recalcó la importancia de estas obras, no solo para la diócesis, sino también para toda la sociedad ya que generará una oportunidad de profundizar y conocer el patrimonio artístico del templo catedralicio, lo que supone conocer, a su vez, las raíces e historia de la diócesis tudense. En este sentido, el director de la empresa Bauen, Rafael Montejo, destacó la labor de la Iglesia en la recuperación y mantenimiento del patrimonio artístico de España, agradeciendo al mismo tiempo la confianza para llevar a cabo estas obras para la creación del Museo Catedralicio-Diocesano, TUDE.

En diciembre de 2019, la Diócesis de Tui-Vigo y el cabildo tudense firmaban un convenio con el departamento de Historia del Arte de la Universidad de Santiago de Compostela para la redacción del proyecto de un museo diocesano y catedralicio en la Diócesis de Tui-Vigo, enmarcado dentro del Plan Director de la Catedral —finalizado en 2007 y publicado en 2015—, que tiene como objetivo la puesta en valor de los diferentes espacios del conjunto.

Ambos museos, fundados en 1976, reúnen más de 2.000 obras, y algunas de ellas han participado en reconocidas exposiciones como Pergamino Vindel, Galiza no tempo o las expos de Lisboa y Barcelona. De ahí, la búsqueda de una unión que permita impulsar una mejora en la gestión de recursos capaz de generar más opciones expositivas, creando un discurso narrativo, no solo con las obras, sino también con el conjunto arquitectónico. Iago Seara, coordinador del Plan Director, explicó que “el museo facilitaría compartir no sólo los valores y el discurso de las exposiciones, sino también el disfrute y el acceso cultural” de los visitantes a determinados espacios de la Catedral, como la sala capitular o las torres adjuntas.

En definitiva, la unión de estas dos instituciones en un solo Museo Catedralicio-Diocesano aspira a crear una narrativa en la que las obras expuestas ayuden a comprender el contexto histórico, el Conjunto Catedralicio, los vínculos con Portugal y la temática de la evangelización en la Diócesis, extendida más allá de sus fronteras.

Compartir el artículo

stats