Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de 2.000 casas del rural de Tomiño ya gestionan sus propios biorresiduos

Casi 400 toneladas de deshechos fueron autogestionadas por los vecinos del municipio a lo largo del año pasado

Un operario vacía uno de los composteros de Tomiño. | // FDV

Tomiño lleva trabajando desde el 2018 en el tratamiento separado de los biorresiduos, a través del compostaje in situ, tanto individual como colectivo, para adaptarse a la norma estatal que obliga a las entidades locales a establecer sistemas para la gestión separada de los biorresiduos antes del 31 de junio de 2022. Por otro lado, el Concello está en plena realización de un estudio técnico de gestión y prevención de los deshechos municipales, en el que se integrará un análisis económico de las soluciones propuestas que sirvan de base para futuras ordenanzas, adaptadas a la normativa, y para lo cual tiene concedida una subvención de 15.000 euros por parte de la Diputación de Pontevedra.

“En el ámbito del compostaje, sin llegar todavía a los objetivos marcados, los datos son alentadores”, asegura Ana Belén Casaleiro, la concejala de Medio Ambiente, pues solo en el año 2021 se gestionaron en los 16 centros de compostaje comunitaria de Tomiño 159 toneladas de biorresiduo y restos vegetales. Se consiguió contactar con el 30% de las viviendas a las que le corresponde el uso de estos centros (solo los núcleos urbanos de Goián y O Seixo suman 1.089 pisos en altura), entregando un total de 344 unidades para la separación del residuo orgánico, de los cuales el Concello estima que lo utilizan un 80%.

Pero los mejores datos son sin duda en cuanto al uso del compostero individual para el autocompostaje, ya que hay un total de 2.200 del rural del municipio que lo tienen instalado. En este caso, se estiman 388 toneladas de biorresiduo autogestionadas por los vecinos en 2021, y que por lo tanto no son depositadas en el tradicional contenedor verde, evitando su transporte y gestión en la planta de Sogama. Según la concejala, “no podemos olvidar que esta cantidad es mayor ya que muchos vecinos de Tomiño gestionan sus residuos orgánicos de forma tradicional, mediante pila, alimentación animal y composteros artesanales”.

Biotrituradoras

Otro dato de interés es que a partir del mes de junio de 2021, cuando se puso en marcha el sistema de préstamo de biotrituradoras, se recibieron un total de 33 solicitudes hasta final de año, y solo en los dos primeros meses de este 2022 ya se ha alcanzado esa misma cifra. Desde la concejalía de Medio Ambiente recuerdan que la empresa SM Sistemas Medioambientales se está realizando los seguimientos de los composteros repartidos en las viviendas unifamiliares, para ayudar a resolver las dudas sobre su funcionamiento, además de haciendo entregas en casas que todavía no cuentan con un colector. Se puede contactar con ellos a través del correo electrónico rabal@sistemasmedioambientales.com.

Hay que destacar, además, que ya se instalaron en lo últimos meses composteros de mayor tamaño (830 litros) en algunos productores singulares, y su gestión está siendo todo un éxito. Actualmente hay siete productores singulares compostando: la comunidad terapéutica Alborada, el centro de día de Tomiño, el restaurante Casa das do Correo, Casas Chaver, la asociación Vontade, Casa Faustino y Casa Social de Estás, con un total de 12 composteros de 830 litros y otro de 300, en los que se estima que se gestionaron ya cerca de seis toneladas de biorresiduos.

Compartir el artículo

stats