Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Proyectan cuatro gasolineras de bajo coste en el Val Miñor

Nigrán otorga licencia a la primera, en Porto do Molle | La de Sabarís se atasca por la oposición vecinal con 1.300 alegaciones en contra

Obras del centro comercial Nasas, en Porto do Molle, junto al que está previsto construir la gasolinera “low cost” del Miñor. // JOSÉ LORES

La gran expansión del negocio del combustible “low cost” aterriza en la comarca miñorana con un total de cuatro proyectos de gasolineras a la vista en Nigrán y Baiona. El más avanzado ya tiene licencia. El Concello nigranés acaba de otorgársela a la compañía Plenoil para instalarse en el acceso al parque empresarial Porto do Molle, en las inmediaciones del futuro centro comercial Nasas.

La empresa ha rehusado especificar cuándo abrirá las puertas del establecimiento, que funcionará en régimen de autoservicio con personal de control. En cualquier caso, el permiso municipal le da seis meses de plazo para poner en marcha las obras de instalación de la estructura, de 5,20 metros de altura y 208 metros cuadrados de superficie. Unos trabajos en los que la firma proyecta invertir 237.277,79 euros.

Tampoco aclara la mercantil el horario del servicio, aunque el concejal de Urbanismo nigranés, Diego García Moreira, sostiene que estará activa las 24 horas. Será así la primera estación de servicio que permitirá repostar en horario nocturno en la comarca del Val Miñor.

Plenoil tiene otros dos proyectos en espera en la comarca. Uno en la Avenida de Portugal, que aguarda por la autorización de la Consellería de Economía, Empresa e Innovación antes de solicitar la licencia municipal también en el Ayuntamiento de Nigrán. Se trata de una instalación prevista en la zona de A Xunqueira, en un espacio ambientalmente sensible por situarse en las inmediaciones del río Miñor.

El otro está previsto en Sabarís, en la Rúa Outeiro, el vial paralelo al acceso a la autopista AG-57 que da servicio a los barrios de Outeiro, Morade y A Ribeira. El vecindario se ha levantado contra la estación de servicio para la que la compañía solicitó licencia al Concello de Baiona hace dos años.. Los residentes en la zona la consideran “un peligro” para la seguridad vial, ya que se trata de una calzada de poco más de seis metros de ancho sin aceras ni arcén por el que no ven adecuado el tránsito de tráfico pesado para llenar los tanques. Por ello recogieron firmas contra el establecimiento y colgaron una pancarta junto al terreno en el que está previsto.

1.300 alegaciones

Ante la preocupación vecinal, el gobierno municipal abrió un plazo de exposición pública del proyecto para posibilidad la formulación de alegaciones. Fueron un total de 1.300 las presentadas, asegura el alcalde, Carlos Gómez Prado, tanto de particulares como de asociaciones. El Concello ha remitido la documentación a la Xunta para que se pronuncie al respecto. El regidor tampoco es partidario de la instalación y apoya las reivindicaciones de los afectados, pero admite que la Administración municipal tendrá que otorgar el permiso si finalmente cumple con todos los requisitos.

Hay una cuarta gasolinera de bajo coste prevista en tierras miñoranas que promueve otra compañía, Baratoil, presentado también ante la Consellería de Economía, Empresa e Innovación para la posterior solicitud de licencia municipal si obtiene el visto bueno autonómico. La ubicación elegida es próxima a la de Porto do Molle, en el entorno de la Rúa Gándara, cerca del instituto Val Miñor.

Compartir el artículo

stats