Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Baixo Miño sale a la calle para clamar contra la “situación límite” de su sanidad

Centenares de vecinos se suman a la manifestación convocada en A Guarda, cuyo PAC solo cuenta con un médico y una enfermera | El ambulatorio de O Rosal, sin atención

Movilización convocada por las plataformas en defensa de la sanidad pública, ayer, en A Guarda. // FdV

La comarca del Baixo Miño ha decidido empezar con las movilizaciones sociales para presionar a la Consellería de Sanidade ante el fuerte deterioro que está sufriendo la Atención Primaria de la zona. En todos los municipios están sufriendo graves problemas de falta de personal en los centros de salud, lo que está derivando en una atención defectuosa al conjunto de la ciudadanía. Por eso precisamente los vecinos han decidido apoyar contundentemente la manifestación convocada ayer por las plataformas en defensa de la sanidad pública de A Guarda, O Rosal, Oia y Tomiño, que tuvo lugar en el municipio guardés a última hora de la tarde. Representantes públicos de buena parte de los Concellos afectados también estuvieron presentes en el acto, que acompañaron a los centenares de vecinos movilizados.

Reconocimiento a los sanitarios en el centro de salud de Tomiño.

La situación sanitaria es crítica en el Baixo Miño. El Punto de Atención Continuada (PAC) de A Guarda, solo tiene disponible en la actualidad a un médico y a una enfermera, lo que está provocando graves inconvenientes asistenciales. En primer lugar, cuando estos dos profesionales sanitarios tienen que desplazarse en ambulancia al Álvaro Cunqueiro (que está a una hora de A Guarda) o salen del centro para atender una urgencia a domicilio, el PAC se queda desierto, sin atención sanitaria para atender a los pacientes que allí acudan. Por eso una de las principales reivindicaciones de las plataformas y de los sindicatos al Sergas es destinar al PAC a un segundo equipo compuesto por médico y profesional de enfermería. Porque hay que recordar que el PAC guardés atiende las urgencias también de Oia y O Rosal, municipios además que incluso hay días que no tienen a ningún médico pasando consulta en sus respectivos centros de salud, por lo que no disponen de atención sanitaria y sus vecinos tienen que acudir directamente a A Guarda.

Especialmente sangrante es lo que está sucediendo en O Rosal. La alcaldesa, Ánxela Fernández, denuncia que “el abandono de la Atención Primaria en el municipio viene de lejos”. Denuncia que desde el mes pasado el centro de salud está sin médicos para consulta, después de dos bajas, una de larga duración, a las que el Sergas no sustituye y un puesto que todavía no se cubrió con ningún profesional. “Todo esto provoca que los vecinos no puedan pedir cita y que no exista un seguimiento de los pacientes con los riesgos que eso implica”, añaden. En el municipio de O Rosal los problemas ya vienen de antes de la pandemia, acentuándose con la eliminación del servicio de pediatría, o cerrando la consulta en San Miguel de Tabagón.

"El personal de estos centros tiene que asumir de forma habitual un volumen de trabajo enorme"

decoration

Por todo ello la CIG ha convocado una huelga de tres días que finaliza mañana en la Atención Primaria de A Guarda, Oia y O Rosal. Este paro, respaldado por la mancomunidad del Baixo Miño, se debe a “la especial gravedad” de la atención sanitaria en estos tres municipios. La CIG denuncia que los servicios mínimos establecidos por el Sergas “demuestran que el personal de estos centros tiene que asumir de forma habitual y reiterada en el tiempo un volumen de trabajo enorme y desproporcionado en cuanto a los recursos”.

En Tomiño también ha habido varias movilizaciones para reclamar sobre todo la reapertura del consultorio médico de Goián.

Compartir el artículo

stats