Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mondariz-Balneario, sin mujeres en la corporación

Es el único municipio de la provincia con solo hombres en el pleno

Alicia Lorenzo y Antonia Alcalde en el municipio de Mondariz-Balneario. // Anxo Gutiérrez

Mondariz-Balneario es el único municipio de la provincia en el que no hay ni una sola mujer ni en el gobierno ni en la oposición. Y es que las dos concejalas que fueron elegidas en las urnas renunciaron al acta, bien por motivos laborales, bien por motivos personales.

El hecho de que los siete concejales del pleno sean hombres contrasta, notablemente, con la historia de la localidad puesto que, en la década de los 80, fue el único municipio en el que se presentó una lista formada solo por mujeres para conseguir el bastón del mando. Así, ocho mujeres, cuyos nombres son Celia Sierra, que encabezaba la lista, Antonia Alcalde, María Luisa Garrido, Rosa María Bouza, Beatriz Pereira, María de las Mercedes Echevarri, María del Pilar Lorenzo y, como suplente, María Luísa Álvarez decidieron dar un paso al frente y agitar el tablero de la época, en unos comicios que se consideraban “un mero trámite debido a que a falta de unos días para que finalizara el plazo de admisión de candidaturas sólo una había presentado la documentación”, según el corresponsal del periódico en Mondariz-Balneario. Su nombre colectivo era Mulleres Independentes.

El 8 de abril de 1983 tres de ellas pasaron a formar parte de la corporación municipal, en la oposición, al conseguir 171 votos con un porcentaje del 43, 07%, según los datos del Ministerio del Interior.

"Puestos indecentes"

Celia Sierra, que ya ha fallecido, explicaba entonces que “nos ofrecían puestos indecentes, a mis compañeras la Concejalía de Sanidad y a mí, Limpieza y Matadero. Lo de los mataderos hay que mancomunarse y respecto a la limpieza, me basta con la de mi casa”, así que “pedí Cultura, pero mi propuesta fue rechazada”.

Antonia Alcalde: "Tuve que escoger porque no hay tiempo para todo y prioricé mi vida familiar"

decoration

Antonia Alcalde recuerda ahora, tras 38 años de aquel hito en el municipio del Condado, que “yo tenía 20 años y fue una experiencia muy buena porque además creo que era de las primeras veces que votaba”. Atesora sus años de concejala en el municipio con un buen recuerdo. “No tuve problema más allá de los comentarios machistas que se habían normalizado en la época", dice. Decidió dejar el Ayuntamiento porque “quería ser madre, trabajaba a la vez, y quería dedicarle tiempo a mis hijos”, recuerda, “de alguna manera tuve que escoger porque no hay tiempo para todo y prioricé mi vida familiar”. Su hijo, Mauro Chivite, recogió el testigo familiar puesto que forma parte de la corporación municipal como concejal nacionalista, junto al portavoz César Gil.

Si Antonia Alcalde junto a sus compañeras representaban a las mujeres en Mondariz-Balneario, Alicia Lorenzo lo hizo en el 2007 como cabeza de lista del BNG, aunque no comparte ese buen recuerdo porque “el trabajo es duro, los horarios de los plenos son difíciles”. Todo ello, dice, en un contexto en el que tuvo que escuchar, “con sonrisas verticales” insultos machistas. Lo que sí recuerda con una sonrisa horizontal fue la candidatura de Mulleres Independentes, “me pareció estupendo, aunque no sé si ahora se podría volver a repetir, pero si algo nos va a salvar es el feminismo”.

Alicia Lorenzo: “El trabajo es duro y los horarios de los plenos son difíciles"

decoration

La corporación actual del municipio no cuenta con mujeres porque la nacionalista Marta Gómez y la popular Ruth González renunciaron al acta. La primera de ellas, por motivos laborales y la segunda, por razones personales.

En el caso de Gómez, el BNG de Mondariz-Balneario explica que le resultó imposible compatibilizarlo “ ya que los plenos son los jueves a las 9.00 horas y así es difícil organizarse con el trabajo”. De hecho, asegura que desde el grupo municipal “propusimos que se celebraran a las 20.00 horas o los sábados por la mañana”, una opción que no prosperó. No salió adelante porque según explica el alcalde, Jose Antonio Lorenzo, las sesiones plenarias “siempre se hicieron con ese horario y nunca pasó nada”. Una costumbre que lleva así “38 años y punto, no se va a cambiar”.

Ruth González: "Que no haya mujeres en la corporación es circunstancial y aleatorio”

decoration

Si Marta Gómez renunció por incompatibilidad laboral, la popular Ruth González lo hizo por “motivos únicamente personales” y considera que “el hecho de que no haya mujeres en la corporación es circunstancial y aleatorio” y que en las próximas elecciones “se corregirá seguro”. Además, apunta en que su caso no le condicionó el horario en el que se celebran los plenos sino que, una vez más, “prioricé mi vida familiar”.

Compartir el artículo

stats